Híbridos y eléctricos siguen aumentando su cuota de mercado

El XX Informe Global sobre Automoción elaborado por KPMG estima una distribución bastante equitativa de fabricación entre vehículos eléctricos de batería (VEB, 30%), híbridos (25 %), vehículos eléctricos de pila de combustible (VEPC, 23%) y motores de combustión interna (MCI, 23%) para 2040.

Los directivos del sector automoción consultados para este estudio opinan que el futuro del sector pasa por el desarrollo de diversidad de tecnologías que vendrán determinadas según el país, el uso del vehículo, los recursos disponibles y, sobre todo, la creciente relevancia del regulador.

Ante la diversidad de opciones tecnológicas existentes, los países en general, desarrollarán en mayor medida aquellas tecnologías relacionadas con sus recursos disponibles, creando así un ecosistema global diverso. Así, se espera que Estados Unidos se centre en los motores MCI mientras que China domine el mercado de la e-movilidad.

Además, ninguna de las marcas dominará la cadena de valor en solitario, aumentando la disposición a cooperar entre ellas en el futuro. Los fabricantes cambiarán, se fusionarán y se transformarán a medida que la industria avance en la revolución tecnológica. En particular, KPMG aprecia esta incertidumbre en el ámbito de los nuevos negocios que surgirán con la incorporación de las nuevas tecnologías digitales al sector de automoción.
Por otro lado, el estudio también revela que los consumidores a nivel global elegirán los híbridos como elección número uno como próximo automóvil, seguidos muy de cerca por los de MCI; mientras que se muestran menos interesados que en ediciones anteriores en los vehículos de batería y en los de pila de combustible.

Otra de los datos interesantes es que, en opinión de los encuestados, el número de concesionarios se reducirá o se concentrará en un 30-50% hasta 2025.