Daimler compra celdas de baterías por valor de 20000 millones de euros

La estrategia de Daimler para la electrificación de su gama sigue avanzando.

Después de invertir miles de millones de euros en el desarrollo de la gama eléctrica y en la expansión de su red global de producción de baterías, Daimler ha comprado celdas de baterías por valor de más de 20.000 millones de euros. Y es que el objetivo es conseguir un total de 130 variantes electrificadas en Mercedes-Benz Cars para el año 2022, desde el sistema eléctrico de 48 voltios con EQ Boost hasta los híbridos enchufables; y más de diez vehículos totalmente eléctricos alimentados por baterías o por pilas de combustible. Para el año 2025, las ventas de vehículos eléctricos con batería aumentarán hasta suponer entre el 15% y el 25% de las ventas totales, dependiendo de las preferencias de los clientes y del desarrollo de la infraestructura pública. A todo ello habrá que añadir furgonetas, autobuses y camiones eléctricos.

Mercedes-Benz Cars contará en el futuro de ocho fábricas de baterías en tres continentes. La primera fábrica, en Kamenz, ya está en la fase de producción en serie, y la segunda fábrica comenzará allí la fabricación en serie a principios de 2019. Se construirán dos plantas más en Stuttgart-Untertürkheim, una en la fábrica de la compañía en Sindelfingen, una en Pekín (China), una en Bangkok (Tailandia) y otra en Tuscaloosa (EEUU).