Madrid modifica la ordenanza de movilidad sostenible: Adiós Madrid Central

En las próximas semanas se pondrá en marcha en Madrid una nueva ordenanza de movilidad sostenible y que sustituirá “Madrid Central”, la anterior propuesta impulsada por el gobierno de Manuela Carmena aprobada en 2018.

La modificación de la actual ordenanza, que en estos momentos está “tumbada” por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid por un defecto de forma, redefine o retoca 109 de los 245 artículos de “Madrid Central”. Se estima que se reducirán 1.147 toneladas anuales de óxidos de nitrógeno (NOx).

Cambio de nombre

El primer cambio es su denominación, pasándose a llamar Zona de Bajas Emisiones de Especial Protección del Distrito Centro. Sin embargo, se mantienen las restricciones ya conocidas y su área de aplicación. Es decir, solo podrán circular por esta área los vehículos con etiqueta ECO y CERO. Los de etiqueta B y C solo podrán acceder para estacionar en un párking.

El cambio principal es que equipara a los comerciantes de la zona con los residentes. Es decir que estos disfrutarán de las mismas excepciones de los empadronados en esta zona, pudiendo acceder y circular por esta ZBE sin restricciones.
Por otro lado, y debido a sus elevados niveles de contaminación, también se crea la ya anunciada ZBE de Especial Protección de Plaza Elíptica. Sin embargo, solo tendrán restringido el acceso a esta zona los vehículos sin etiqueta. Según el Ayuntamiento, esta medida en particular permitirá disminuir en un 18,6 % el tráfico en dicha zona.

Adiós a los coches sin etiqueta en 4 años

Uno de los objetivos del ayuntamiento de la capital es la desaparición progresiva de la circulación de los vehículos sin etiqueta en una acción calendarizada parecida a la que se ha puesto en marcha en Barcelona.

Desde 2022 hasta 2024 se irán ampliando las zonas (incluyendo la M-30) que prohibirán el acceso a los coches sin etiquetas, aunque solo a los que no estén dados de alta en la ciudad. Será en 2025 cuando la prohibición también se aplique a aquellos que pagan el impuesto de circulación en la capital.

Más novedades

La ordenanza contempla la puesta en marcha de zonas de estacionamiento regulado (SER) en hasta 20 barrios más, pasando de 49 a 69, y despareciendo las zonas de aparcamiento vecinal.

Por otro lado, en las zonas de más ocupación y circulación se pondrá en marcha una tarifa dinámica del SER durante los días más contaminación. Es decir, que la tarifa será más cara en función de la polución.

También se crearán las llamadas plazas de alta rotación (de color azul y blanco) con un tiempo máximo de 45 minutos de estacionamiento. Estarán situadas en zonas de intensa demanda de aparcamiento por su proximidad a sedes de administraciones públicas, centros oficiales, equipamientos sanitarios, educativos, culturales, sociales y deportivos o zonas comerciales.

En cuanto a las zonas de carga y descarga, se prevé un registro automatizado de los vehículos comerciales con un tiempo máximo de 30 minutos (excepto para los de bajas emisiones).

En lo referente a bicicletas y VMP, se obligará a sus usuarios a hacer uso del casco. No podrán circular por túneles (salvo que dispongan de carril reservado) y solo podrán estacionar en los espacios específicamente reservados y señalizados para ello, preferiblemente en la calzada.

Por otro lado, se reservarán unas plazas exclusivas con puntos de recarga para flotas compartidas.

Por último, la ordenanza contempla la creación de una comisión de movilidad aérea de manera pionera para establecer las condiciones de los vuelos con drones y habilita bancos de prueba para experimentos de movilidad.

 

Artículos relacionados