El COVID 19 paralizó casi por completo las matriculaciones en abril

Las ventas de turismos y todoterrenos en España cerraron el mes de abril con la peor cifra de matriculaciones de los últimos 20 años. Se vendieron poco más 4.100 unidades, lo que significa un descenso del 96,5% respecto a abril de 2019.

Por canales, la venta a particulares registró 823 entregas, al tener totalmente limitadas las actividades de venta física para estos clientes. Las empresas también reducen radicalmente sus entregas, en un 97,3%, con 993 unidades. El canal alquilador sumó 2.347 unidades, la mayoría de ellas como compromisos previos. Sin embargo, esta cifra también supone un importante descenso del 93,8% respecto a abril del año pasado.

De esta forma, el primer cuatrimestre de 2020 se cierra con un total de 222.866 matriculaciones de turismos, lo que supone una caída del 49% respecto a 2019.

La apertura en los próximos días de los concesionarios, con cita previa y estrictos protocolos sanitarios y de seguridad para clientes y trabajadores, permitirá aumentar las ventas en mayo. Pero fabricantes y distribuidores afirman que las ventas no comenzarán a recuperarse hasta después del verano y siempre con cifras inferiores a las registradas en 2019.

Tampoco los vehículos comerciales obtuvieron buenos registros con un total de 1.822 unidades, un 91% menos que en el mismo mes del año pasado, lo que supone un importante descenso del 49,1% en el acumulado del año, con 38.106 unidades. El descenso de matriculaciones a causa de la crisis del coronavirus ha afectado a todos los canales que han visto reducidas sus ventas, especialmente el de autónomos con una caída del 95%, y 318 unidades matriculadas.

Las patronales de fabricantes, concesionarios y distribuidores reclaman un plan para reactivar la demanda e impulsar la recuperación de un sector tan esencial como el de la automoción.

Pulsa aquí para descargar el informe completo en pdf.