Punch presenta su oferta para adquirir las plantas de Nissan en España

Grupo PUNCH ha presentado una oferta vinculante para la adquisición de todas las plantas de Nissan en Cataluña: Zona Franca, Sant Andreu y Montcada.

Los detalles de la propuesta de este grupo industrial se presentarán el próximo 22 de julio ante la comisión de reindustrialización. Sin embargo, Punch ha avanzado su intención de asegurar 1.000 puestos de trabajo hasta finales de 2023 y 2.000 empleos más hasta finales de 2025. Para ello, se realizaría una inversión de hasta 650 M € en nuevas instalaciones, productos y tecnología de hidrógeno.

Guido Dumarey, CEO de PUNCH, ha asegurado que las instalaciones en Barcelona son perfectas para las ambiciones de PUNCH, teniendo en cuenta nuestra necesidad de mano de obra cualificada y una sólida base de proveedores. Nuestro proyecto asegurará el empleo de la mayoría de los trabajadores existentes en la actualidad y así como su base de proveedores. También estamos muy satisfechos de que Andy Palmer lidere el proyecto de PUNCH en Barcelona por su conocimiento profundo de Nissan y especialmente de su línea de vehículos eléctricos".

Según confirmó ayer Nissan, todos los integrantes de la comisión han acordado solicitar a las empresas que se encuentran en una posición más sólida para continuar en el proceso la presentación de ofertas vinculantes. Una de estas sociedades reúne una serie de proyectos enfocados en la creación de un hub de electromovilidad (QEV Technologies), mientras que otras tres firmas plantean sendas propuestas dirigidas a la fabricación de vehículos de movilidad sostenible. En la reunión de hoy, una de estas últimas tres empresas ha confirmado su incorporación al mencionado hub, por lo que finalmente los miembros de la comisión han solicitado la presentación de ofertas a tres compañías (la líder del hub y los dos fabricantes).

Además, los miembros de la mesa han confirmado hoy la llegada de nuevas expresiones de interés por parte de dos compañías -ambos fabricantes asiáticos de vehículos- dispuestas a participar en el proceso de reindustrialización de las plantas de Nissan en Barcelona.

¿Quién es PUNCH?

Este grupo industrial independiente belga es 100% propiedad de la familia Dumarey. Cuenta con 40 años de experiencia en la industria automovilística y tecnológica y actualmente suma 1.750 trabajadores en sus siete instalaciones en Europa y Asia, con una facturación anual de más de 500 millones de euros.

El porfolio de PUNCH abarca desde transmisiones automáticas y reductoras para eAxles (PUNCH Powerglide), motores y sistemas de control (PUNCH Torino), sistemas de almacenamiento y recuperación de energía cinética (PUNCH Flybrid) hasta piezas de chasis de aluminio forjado (PUNCH Precision).

PUNCH concentró su experiencia existente en torno al hidrógeno mediante la creación de PUNCH Hydrocells, que tiene como objetivo el desarrollo, suministro e integración de sistemas de almacenamiento de energía y propulsión basados ​​en hidrógeno. La base de clientes de PUNCH incluye fabricantes de equipos originales y proveedores de automóviles como General Motors, BMW, Jaguar Land Rover, TATA, SAIC, Changan, ZF o Marelli, entre otros.

 

Artículos relacionados