La berlina por excelencia de la marca checa llega a una nueva generación. Mantiene la calidad, el espacio y una relación calidad-precio difícil de igualar. Pero añade un sinfín de novedades para seguir militando entre los mejores de su clase.

El Skoda Octavia es el modelo más vendido de la historia de la marca checa. Y no es de extrañar teniendo en cuenta el cúmulo de bondades atesorado en sus diferentes renovaciones. Esta cuarta generación no se queda corta y representa un gran salto cualitativo respecto a su predecesora.

"Esta cuarta generación representa un gran salto cualitativo respecto a su predecesora"

Su silueta ha crecido en longitud (+19 mm) y anchura (+15 mm). Ello no solo le otorga más elegancia y presencia, sino también mayor habitabilidad, aspecto en el que ya brillaba su antecesor. Incluso el maletero ha crecido hasta los 600 litros de capacidad (+10 litros), siendo el líder de su segmento.

La funcionalidad típica de Skoda se una a la tecnología para configurar un interior vanguardista con diferentes opciones de tamaño de pantalla configurables y que dan acceso a la máxima conectividad. No faltan el control por gestos de funciones, reconocimiento de órdenes vocales y hasta cinco conectores USB.

Skoda Octavia Nunca defrauda 2

No falta nada

Como nos tiene acostumbrados la marca, el nivel de equipamiento de serie de la versión básica ya es elevado. Ello incluye retrovisores abatibles eléctricamente, climatizador bizona, Virtual Cockpit con pantalla de 10,2 pulgadas, Infotainment con pantalla de 8 pulgadas, Asistente de Luces con función "Coming/Leaving Home" y Luz de Túnel o control de crucero. A medida que aumentamos a versiones más completas encontramos avanzados sistemas como los innovadores faros Matrix full LED, asistente de cambio de carril Side Assist y Selector de Modo de Conducción; o asistentes de prevención de colisión con asistencia sobre el volante, o alerta de salida del habitáculo que avisa al conductor si otro vehículo o un ciclista se acercan por detrás al abrir la puerta del coche.

Motores para todos

La nueva gama Octavia acumula la mayor variedad mecánica de su historia. Además de los motores básicos gasolina (150 CV) y diésel (115 y 150 CV), ofrece las primeras variantes mild-hybrid (mHEV) de Skoda, denominadas e-TEC. Y lo hace sobre la base del 1.0 TSI de 110 CV con batería de 48V, y que también estará disponible sobre el 1.5 TSI.

Cómo no, el catálogo añade tecnología hibrida enchufable, el Skoda iV. Esta versión PHEV con 204 CV de potencia combinada es capaz de circular sin emisiones hasta 60 km (ciclo WLTP). Destacar también que en el modo de conducción eléctrica, a velocidades de hasta 50 km/h, cuenta con un generador de sonido (E-noise) instalado debajo del alerón delantero que produce un ruido específico.
Además, disfruta de una versión G-TEC de 130 CV capaz de funcionar con GNC o gasolina.

Skoda Octavia Nunca defrauda 3

Conclusiones

Máxima eficiencia, espacio interior inigualable y tecnología a raudales. Skoda sigue haciendo grandes coches a precios contenidos y cargados de buenos argumentos. Poco más se le puede pedir a una berlina como el nuevo Octavia que además dispone de las ya habituales carrocerías familiar y Scout.

Skoda Octavia 1.0 TSI DSG e-TEC

  • Precio: 27.300€
  • Potencia: 110 CV
  • Consumo: 5,1 L/100 km (WLTP)
  • Emisiones CO2: 115 g/km (WLTP)
  • Long. / Anch. / Altura: 4.689/ 1.829/ 1.470 mm
  • Imp. Matriculación: Exento
  • Etiqueta DGT: ECO
  • Garantía: 24 meses sin límite de km