Teniendo en cuenta el aumento de la movilidad eléctrica, BMW Group ha estimado que dentro de 5 años necesitará siete veces más litio del que usa ahora.

Asegurarse su abastecimiento y garantizar que la extracción y el procesamiento de materias primas se realizan de un modo éticamente responsable es una de las máximas prioridades de la compañía. Y es que el grupo germano estima que ya para el año 2023 dispondrá de 25 modelos electrificados de los que la mitad serán 100% eléctricos.

Es por ello que BMW Group se ha garantizado estratégicamente el acceso a las materias primas necesarias para producir movilidad eléctrica. Gracias a un contrato firmado con la compañía china Ganfeng Lithium por valor de 540 millones de euros, la compañía se ha asegurado directamente el suministro de litio.

Por otro lado, el cobalto, también necesario en la electromovilidad, se obtendrá directamente de las minas en Australia y Marruecos en el futuro. Los contratos de suministro garantizarán la seguridad del suministro de la empresa hasta 2025 y más allá.