Toyota sigue abriendo el foco para ir completando su transformación como empresa de servicios de movilidad.

La marca japonesa ha reconocido que ha iniciado la exploración de nuevas formas de movilidad aérea urbana que permitan el despliegue de servicios de transporte aéreo rápidos, silenciosos y asequibles.

Toyota está estudiando distintas tecnologías emergentes que puedan convertirse en alternativas de transporte viables y sostenibles. Una de estas alternativas son las aeronaves eléctricas de despegue y aterrizaje verticales - eVTOL, all-electric Vertical Take-Off and Landing - desarrolladas por la empresa aeronáutica Joby, y de la que Toyota es inversora y accionista.

Las dos empresas creen que la búsqueda de sinergias con las tecnologías de la automoción, así como la integración de buenas prácticas del Sistema de producción Toyota, contribuirá a facilitar una producción en serie eficiente de estas aeronaves y ayudará a Joby a ofrecer aeronaves de calidad, duraderas y fiables, que cumplan con los estrictos criterios de seguridad.