Primer aparcamiento sin conductor ni supervisión humana

Bosch y Daimler han alcanzado un hito en el camino hacia la conducción automatizada: las dos compañías han conseguido el permiso de las autoridades pertinentes en Baden-Württemberg para su sistema de estacionamiento automatizado del aparcamiento del Museo Mercedes-Benz en Stuttgart.

Se accede al servicio de estacionamiento con aparcacoches automatizado a través de una aplicación para un teléfono inteligente y no requiere conductor de seguridad. Esto lo convierte en la primera función de aparcamiento SAE Nivel 4 completamente automatizada y sin conductor, aprobada oficialmente para su uso diario.

Al llegar al aparcamiento, se sale del vehículo y se envía a un estacionamiento dentro del aparcamiento con solo tocar la pantalla de un teléfono inteligente: el servicio de estacionamiento automatizado no tiene necesidad de un conductor. Una vez que el conductor ha salido del aparcamiento para continuar con sus asuntos, el coche se conduce a un espacio asignado y aparca. Más tarde, el coche regresa al punto de entrega exactamente de la misma manera.

Este proceso se basa en la interacción entre la infraestructura inteligente del garaje de aparcamiento suministrada por Bosch y la tecnología automotriz de Mercedes-Benz. Los sensores Bosch en el aparcamiento vigilan el carril de conducción y sus alrededores y brindan la información necesaria para guiar al vehículo. La tecnología en el automóvil convierte los comandos de la infraestructura en maniobras de conducción. De esta manera, los coches pueden incluso subir y bajar rampas para moverse entre los distintos pisos del aparcamiento.