Los propietarios de Audi de Alemania y Noruega son los primeros del mundo que podrán utilizar el servicio "functions on demand".

Este innovador servicio permite añadir equipamiento al vehículo de forma online después de haberlo comprado a través de la plataforma myAudi. Hasta ahora, los clientes tenían que configurar el equipamiento opcional cuando encargaban el vehículo. Desde ahora también es posible solicitar extras con total flexibilidad, con periodos de entre uno a seis meses, de uno a cuatro años o hasta toda la vida del vehículo, incluso después de la compra. Los equipamientos están relacionados con los sistemas de iluminación, asistencia a la conducción e infotainment.

Cuando el coche se vende, permanecen activas durante el periodo de tiempo restante y pueden ser utilizadas por el siguiente propietario, incrementando el valor del vehículo en el mercado de VO.

La reserva y el pago se gestionan a través de la app o el portal myAudi. Después de completar la reserva, el back end de Audi IT envía un paquete de datos firmado al vehículo a través de la red móvil, y la función elegida estará disponible la próxima vez que se ponga en marcha el coche. Además, si los clientes desean probar una función antes de decidirse a instalarla en su vehículo, pueden solicitar una única vez una fase de prueba de un mes.

De momento, este servicio está disponible para todos los modelos eléctricos e-tron y para toda la gama A4, A5, A6, A7, Q5, Q7 y Q8. Próximamente se añadirán más modelos y funciones disponibles.