Mantenimiento de la flota durante la cuarentena 1

Durante el Estado de Alarma decretado por el gobierno español están siendo muchos los vehículos, tanto de empresa como particulares, que permanecen inmóviles y sin arrancar. Es imprescindible realizar algunas acciones de revisión y mantenimiento para que, cuando sea preciso y posible, nuestra flota pueda estar de nuevo operativa.

Toyota ha elaborado una serie de consejos y recomendaciones para mantener correctamente los vehículos durante el Estado de Alarma, evitando los problemas mecánicos y, sobre todo, eléctricos que puede provocar la inmovilización de estas semanas.

Mantenimiento de la batería

Uno de los elementos más delicados durante largos periodos de inactividad es la batería. Es más que probable que si no arrancamos el vehículo durante semanas la batería se haya descargado. Para conservar la batería, en la inmensa mayoría de coches es de 12V, la mejor forma es eliminar cualquier posible consumo eléctrico. Y para ello solo es necesario desconectar el terminal negativo de la propia batería - aflojando la tuerca y retirando el cable para que no haga contacto con el borne negativo- . De esta forma podemos conservar la carga de la batería hasta tres meses, siempre que estuviera en buen estado antes de su desconexión.

Mantenimiento de híbridos

Toyota, la marca que más vehículos híbridos vende en España y en todo el mundo, también ofrece consejos sobre el mantenimiento de sus modelos híbridos. En estos casos son 2 las baterías que hay que tener en cuenta: la habitual de 12V así como la de alto voltaje, la que alimenta el sistema híbrido.

La marca japonesa aconseja poner en marcha el sistema híbrido una vez cada 4 semanas, durante un espacio de 30 minutos. Para ello, basta con arrancar el coche pisando el freno y pulsando el botón ‘Power’, con el freno de estacionamiento conectado y la palanca del cambio en posición ‘P’. Una vez comprobado que el coche está arrancado, con el testigo ‘Ready’ visible en el cuadro de instrumentos, se deben desconectar las luces y todos los accesorios eléctricos, como el sistema de climatización, el equipo de sonido, las luces interiores… Manteniendo así el vehículo, en ‘Ready’, durante 30 minutos, la batería híbrida y la batería de 12V estarán perfectamente cargadas.

Dicha operación debe realizarse al aire libre o al menos en un garaje bien ventilado - cerca del sistema de extracción de humos o de la puerta de acceso - ya que durante el proceso de carga el motor de combustión se pondrá en marcha por sí mismo varias veces, originando gases de escape.

Neumáticos

Los neumáticos son otro de los elementos que pueden sufrir durante periodos de inactividad como el que estamos viviendo. El escenario ideal hubiera sido poder sobreinflar los neumáticos antes de aparcar definitivamente el coche.

Una operación que todavía podemos hacer aprovechando un desplazamiento para ir a la compra y pasando por una estación de servicio, por ejemplo.

Pero si no vamos a sobreinflar los neumáticos, es interesante mover el vehículo unos centímetros cada 2 o 3 semanas. De esta forma el peso no recaerá siempre sobre el mismo punto y evitaremos la deformación del neumático.

En cualquier caso, cuando termine el estado de alarma o se relajen las restricciones de movilidad, lo primero que habrá que hacer es verificar el estado de los neumáticos y su presión.

Mantenimiento de la flota durante la cuarentena 2

Limpieza y estado de la carrocería

En el momento en que se pueda volver a utilizar el coche, habrá que revisar otros elementos. Empezando por el exterior. Si el vehículo ha estado en la calle deberemos examinar la carrocería, comprobando que se encuentra en buen estado y no ha sufrido ningún desperfecto, más allá de la suciedad que se haya podido acumular tras varias semanas a la intemperie. Sería conveniente realizar un buen lavado del vehículo para eliminar la suciedad, con especial énfasis en los restos dejados por las aves, muy corrosivos con la pintura. También es más que recomendable una exhaustiva limpieza interior.

Otros elementos a tener en cuenta

Tras el periodo de inactividad deberemos revisar que los niveles de líquidos son correctos: aceite, anticogelante, limpiaparabrisas

También revisaremos el funcionamiento del sistema de iluminación, el sistema de climatización, los elevalunas eléctricos y en general todos los dispositivos electrónicos para garantizar que circularemos de forma segura y correcta.