Las transferencias de vehículos usados descendieron un 65% en el mes de mayo respecto al mismo periodo de 2019. Según la consultora MSI, se vendieron poco más de 61.000 unidades.

Ello hace que en el acumulado anual la caída sea del 36,9% con un total de 529.377 unidades vendidas.

Según la patronal de concesionarios Faconauto, la previsión para este año es que las transferencias de vehículos usados caigan un 29,8% con respecto a 2019, con algo más de 1 millón y medio de unidades transferidas.

Por tramos de edad, los descensos más acusados han sido en los vehículos de 6 a 10 años, con una caída del 73,3%, y el segmento de más 10 años con un 67,8%. Le siguen el tramo de 3 a 5 años con una bajada del 64,3% y, por último, los vehículos de entre 0 y 3 años, que han experimentado una caída del 53%.

Los modelos más vendidos han sido los de más de 10 años con 34.769 unidades seguidos de los de menos de 3 años con 14.636 transferencias.

Si analizamos las ventas por canales, la importación ha caído un 77,6%, la compra-venta, 69,3%, y el canal empresa un 69%. Las caídas, sin embargo, han sido menores para los ‘rent a car’, con un 19,2%, los vehículos de renting, un 59,5%, y los concesionarios con una bajada del 52,6%.