Cataluña aplicará en 2020 un nuevo impuesto sobre el CO2 de los vehículos

La Generalitat de Cataluña comenzará a aplicar en 2020 un nuevo impuesto a vehículos basado en las emisiones de CO2.

La nueva tasa afectará alrededor de 3,6 millones de vehículos, tanto turismos como motocicletas, aunque estas últimas empezar pagar en 2021. En principio no afectará a los camiones.

El impuesto se aplicará sobre la propiedad de los vehículos en función de las emisiones de CO2 con cinco tramos diferentes, gravando a partir de los 95 gr/km.

Para su implantación gradual, durante 2020 los vehículos que emiten entre 95 y 120 gramos quedarán exentos. Así, los coches que emitan hasta 119 gr/km, que no pagarán nada en el primer ejercicio, pagarán 7 euros a partir de 2020. Los que superen esta umbral de emisiones pagarán 11€ en el primer ejercicio y 34,5€ en el siguiente. En cuanto a los que superen los 170 gr/km de CO2 emitidos, el recibo de 2019 será de 32€ y el del 2020 será de 66,5€.

Los fondos recaudados, alrededor de 40 millones de Euros el primer año y 80, se destinarán a financiar actuaciones de mitigación y adaptación, para la mejora del transporte público y ayudas a la ambientalización de flotas y para modernizar los vehículos. También se utilizarán para gestionar mejor los espacios naturales protegidos de Cataluña y a luchar contra la pérdida de biodiversidad.