MINI Cooper SE: Sostenibilidad con Exclusividad

Movilidad 100% eléctrica con el inconfundible estilo de la firma británica: esto es lo que ofrece el Cooper SE, el primer modelo con emisiones 0 de la marca. Mantiene la calidad premium, el diseño reconocible y la característica agilidad de conducción típica de todos los vehículos MINI.

El MINI Cooper SE llegaba a nuestro mercado hace unos meses como revulsivo de la marca para comenzar a virar hacia una movilidad urbana más ecológica. El primer automóvil premium compacto completamente eléctrico del histórico fabricante de Oxford busca añadir a la experiencia de conducción dinámica propia de MINI el componente de la sostenibilidad y la eficiencia.

mini E lateral trasera

Sus contenidas dimensiones, ideales para desenvolverse con soltura en la ciudad, y su imagen afable y entrañable, hacían del MINI un candidato idóneo para "electrificar" y desarrollar una variante libre de emisiones. Además, el perfil de cliente tipo de la marca era coincidente con los usuarios dispuestos a dar el salto a la movilidad limpia: conductores (y conductoras, mayoritariamente) urbanitas y cosmopolitas que valoran la imagen, el estilo y la sofisticación premium que están dispuestos a pagar un plus por acceder a un vehículo "verde" con un posicionamiento más selecto y distinguido.

184 CV y 234 km de autonomía

Como todos los eléctricos, el MINI Cooper SE se beneficia de una entrega de potencia y par instantánea, de forma continua, sin interrupciones y con una casi total ausencia de ruidos y vibraciones mecánicas. En este caso, el rendimiento que ofrece su motor de 135 kW/184 CV y 270 Nm de par se traduce en unas prestaciones notables: acelera de 0 a 60 km/h en sólo 3,9 segundos y de 0 a 100 en 7,3 segundos, con una velocidad máxima limitada a 150 km/h. Esto hace que la sensación clásica al conducir un MINI de estar al volante de un kart grande alcance una nueva dimensión gracias a su suavidad y facilidad de manejo.

“El centro de gravedad es 30 mm más bajo que el del Cooper S y su óptima distribución de pesos le permiten desplegar una eficacia en curva que no ofrecen otros eléctricos”

Eminentemente urbano por concepto, filosofía –y autonomía–, y con unas suspensiones puestas a punto específicamente para este modelo, el SE se desenvuelve con una especial habilidad y agilidad en circulación urbana. Su centro de gravedad es 30 mm más bajo que el del Cooper S, y su óptima distribución de pesos (1.365, sólo 145 kg más que un S) le permiten también desplegar un comportamiento deportivo y una eficacia en curva de la que no pueden presumir otros utilitarios eléctricos. A ello contribuye también un innovador sistema de dinámica de conducción con control de deslizamiento integrado y dos niveles configurables del modo de recuperación de energia con función de pedal único.

La batería de ion-litio lo dota de una autonomía de 234 en ciclo WLTP (hasta 270 en ciudad) y su consumo combinado de energía es de 15,0-13,2 kWh/100 km con 0 emisiones de CO2. Además, al estar alojada en el suelo en una posición baja, no limita el volumen de carga en comparación con el MINI convencional. La capacidad del maletero es de 211 litros, ampliable a 731 con los asientos abatidos.
Puede ser recargado en un enchufe casero, un wallbox o puntos públicos de recarga ofreciendo además la posibilidad de recarga rápida con corriente continua de hasta 50 kW.

Mini E interior

Posicionamiento flotas MINI Cooper SE

A diferencia de otros urbanos eléctricos, funcionales y con una vocación más popular y accesible, el MINI Cooper SE posee un marcado componente de distinción y exclusividad. Candidato a segundo o tercer coche de directivos para su uso exclusivo en ciudad, busca conquistar más que convencer.

 

Artículos relacionados