La marca del óvalo ha iniciado un proyecto para desarrollar un servicio de mensajería sostenible que podría reducir la huella de carbono de las entregas de paquetes en las ciudades. En colaboración con Hermes, empresa especialista en entregas a domicilio del Reino Unido, Ford ha desarrollado un software inteligente (MoDe:Link) que coordina el trabajo de los furgones de reparto con el de mensajeros a pie.

Este software logístico inteligente identifica ubicaciones seguras y convenientes para las entregas a los mensajeros a pie, y coordina a esos equipos para que realicen los repartos en bloques de viviendas, empresas o zonas residenciales.

Los mensajeros utilizan una sencilla aplicación para smartphone que les avisa de la ubicación de la furgoneta, y les muestra las rutas y el itinerario más cortos para realizar el reparto de los paquetes.

La app se integra con los sistemas de seguimiento de Hermes para garantizar que los clientes puedan ver, en tiempo real, el estado de sus entregas.

El sistema en su conjunto orquesta el viaje de cada paquete de principio a fin, garantizando que las entregas - ya sea desde el primer kilómetro de su recorrido, en el momento en que empieza su transporte por carretera, o en el tramo de última milla, cuando lo entregan en su destino final - sean lo más eficientes y sostenibles posible. Centrado inicialmente en Londres, Ford y Hermes estudiarán ahora la posibilidad de ampliar el proyecto piloto a otras zonas del Reino Unido.