Continental, en colaboración con Share Now Dinamarca, ha puesto en marcha un experimento piloto para demostrar que es posible monitorizar la profundidad de la banda de rodadura de los neumáticos en tiempo real.

En este programa piloto, llevado a cabo con vehículos eléctricos en cooperación con el especialista en telemetría Traffilog, Continental conectó la información de los sensores de los neumáticos y los datos de telemetría de los coches de la flota con un algoritmo propio en la nube. Como resultado, Continental puede predecir la profundidad de la banda de rodamiento de los neumáticos en tiempo real con una precisión inferior a un milímetro.

De esta forma es posible conocer el estado del neumático, posibles daños así como los impactos en combustible y desgaste en otras partes del vehículo. Así, es posible tomar decisiones proactivas en tiempo real y conocer el momento más adecuado para el cambio de neumático.

No queda muy lejos el futuro en el que este tipo de información digital formará parte del valor añadido de la venta de neumáticos.