Best practices Distribución urbana sostenible 1

Las grandes ciudades europeas, incluyendo Madrid y Barcelona, han iniciado un proceso que parece irreversible para prohibir la circulación de vehículos contaminantes en los centros urbanos.

Sin embargo, la distribución de mercancías y la movilidad corporativa seguirá siendo necesaria, por lo que no queda otra solución que configurar flotas más limpias y sostenibles. Estos son algunas de las mejores prácticas que ya se han empezado a poner en marcha.

SEUR

La empresa de mensajería lleva muchos años apostando por la distribución urbana sostenible. Recientemente ha adquirido varias decenas de turismos eléctricos Nissan para el reparto de "última milla" en Madrid y Barcelona. Pero su flota para desplazamientos y entregas urbanas también está compuesta por bicicletas, triciclos eléctricos y un vehículo denominado Seur-City, una especie de transpalé eléctrico para entrega de paquetes ligeros.

A ello hay que añadir que muchos de sus vehículos comerciales más grandes funcionan con GLP o Gas Natural, lo que también les permite gozar de libertad de movimientos en zonas de acceso restringido. La apuesta de SEUR es decidida y valiente, lo que le permitió realizar en 2015 más de 500.000 entregas logísticas libres de emisiones a través de esta flota alternativa.

Además, la apuesta de SEUR va más allá de los vehículos. Prueba de ello son las más de 20 rutas ecológicas en 20 ciudades españolas; o soluciones como "Predict" que informan sobre la "ventana de hora de entrega" para que el cliente decida si le va bien o prefiere otro horario. Así se evitan entregas fallidas y, por lo tanto, se ahorran kilómetros y energía. Al igual que otras empresas de mensajería, SEUR también ha creado una red de establecimientos asociados donde el cliente puede recoger su paquete si así lo desea.

Best practices Distribución urbana sostenible 2

Condis

La cadena de supermercados Condis lleva desde 2009 realizando pruebas piloto con vehículos eléctricos para la entrega de la compra a domicilio. De momento ya cuenta con varias furgonetas eléctricas para realizar este tipo de operativa y la intención es ir ampliando la flota enchufable en los próximos tiempos. Pero teniendo en cuenta las próximas e inminentes regulaciones de acceso a las grandes ciudades, no creemos que Condis sea la única cadena de supermercados que apueste por la movilidad eléctrica para los desplazamientos urbanos.

Best practices Distribución urbana sostenible 3

Correos

La empresa de distribución postal más importante del país ha apostado desde 2008 por la introducción de vehículos ecológicos incluyendo bicicletas de pedaleo asistido, motos y coches eléctricos para entregas en centros urbanos y cascos históricos. Actualmente Correos dispone en su parque móvil de casi 300 vehículos eléctricos, siendo hasta el momento la empresa con una mayor flota enchufable de España. Además, también imparte masivamente cursos de conducción eficiente y ha desarrollado la "Calculadora de huella de carbono". A partir del análisis del ciclo de vida de sus productos, permite medir las cargas ambientales asociadas a las actividades postales. La calculadora cuantifica el impacto que generan las fases de admisión, transporte, tratamiento y distribución de los envíos. De esta forma, se calcula la huella de carbono de cada envío, para informar a los clientes y ofrecerles alternativas de compensación para neutralizar las emisiones de su propia actividad.

Best practices Distribución urbana sostenible 4

Calidad Pascual

Este gigante de la industria alimentaria es uno de los pioneros en la distribución sostenible y ecológica. Hace muchos años que Calidad Pascual ha apostado por vehículos más ecológicos y menos contaminantes. La mayor parte de su flota de reparto está compuesto por vehículos comerciales con GLP o GNC y está firmando diferentes acuerdos con establecimientos y gremios hoteleros, de momento en Barcelona y Málaga, para apostar por la distribución de última milla a través de vehículos de 0 emisiones. Además, actualmente su flota de turismos del departamento comercial utiliza el GLP como carburante prácticamente en su totalidad. En definitiva, una apuesta total y absoluta por una movilidad más eficiente, ecológica y silenciosa.

 

3 acciones simples para optimizar la distribución urbana

1. Planificar las rutas de entrega. Es imprescindible planificar los desplazamientos, especialmente si no son de urgencia. Si contamos con un histórico, podemos prediseñar las rutas más eficientes y elegir los horarios con menos atascos para cada zona. También habrá que actualizar dichas rutas periódicamente en caso de obras o restricciones temporales.

2. Vehículos sostenibles. Si los desplazamientos tienen lugar en un área urbana, lo habitual es no realizar más de 80 km diarios. Ello nos permite elegir vehículos de 0 emisiones sin problemas. También es imprescindible optimizar el tamaño del vehículo, sobre todo si la carga es liviana. Y hacerse la pregunta que cada vez se hacen más gestores de flotas, ¿puede sustituir una furgoneta por una moto eléctrica? La diferencia de costes es más que sustancial.

3. Métodos de entrega alternativos. Si la actividad de nuestra flota es principalmente la de recoger y entregar paquetes, podemos apostar por una de las múltiples redes de establecimientos de “click & collect”. Se trata de tiendas o establecimientos que actúan como “minicentros logísticos” y que sirven como punto de recogida. De esta forma, el cliente sabe dónde está el paquete y puede recogerlo durante el horario de la tienda. Y la empresa optimiza su tasa de entregas fallidas.

Best practices Distribución urbana sostenible 5

Última milla autónoma

La llegada de los vehículos autónomos revolucionará la movilidad, tanto particular como empresarial. Y no solo hablamos de coches o furgonetas. También incluimos otra tipología de vehículos como robots o drones que en muchos casos podrán sustituir al conductor humano. De hecho, algunas empresas de reparto de comida a domicilio ya han empezado a realizar las primeras entregas de forma autónoma. Es el caso de Just Eat en Londres que ha empezado a realizar entregas en el barrio de Greenwich a través de un robot totalmente autónomo. La iniciativa está funcionando con éxito, de momento con 10 restaurantes, y Just Eat espera expandir el uso de estos robots a otros barrios de Londres.

También la cadena de pizzas a domicilio Domino´s ha iniciado en Nueva Zelanda entregas mediante robots autónomos así como las primeras pruebas piloto con drones totalmente autónomos. Sin duda, todavía queda mucho por ver en la llamada última milla.