La compañía energética Iberdrola sigue avanzando en el desarrollo de su Plan de Movilidad Eléctrica con la instalación en Monesterio (Badajoz) de una nueva Estación Premium en uno de los principales corredores de la Península, que une el centro y el sur, tanto Andalucía Occidental como Portugal.

En concreto cuenta con un cargador de 150 KW y cuatro rápidos y estándar, de 50 kW y 22 kW, respectivamente.

De esta forma, las recargas se reducen a 5 o 10 minutos, así como los costes, ya que en este caso permite completar los 538 km entre Madrid y Sevilla (o el recorrido inverso) por poco más de 10 euros y unir Madrid con la costa de Cádiz (y al revés) por algo más de 15 euros*. Estos importes reducen en tres veces los costes del mismo viaje realizado en vehículo de combustión de gasolina y sin emitir gases contaminantes.

La Estación Premium de Monesterio está situada en el Complejo Leo, un área de servicio transitada por 4,7 millones de vehículos el año pasado.

También ha puesto en marcha otra de características similares en Oropesa (Toledo), en la A5. Asimismo, trabaja ya en el despliegue de infraestructura de recarga superrápida en otros dos principales corredores del país: la autovía del Noroeste o A6, que une Madrid con Galicia, y la autovía del Nordeste o A2, que hará posible la recarga superrápida de un vehículo eléctrico, a precios competitivos, hasta Barcelona.

Hasta el momento, Iberdrola ha instalado más de 5.500 cargadores eléctricos en el país. De estos, 600 son de recarga rápida en vía pública, operativos en carreteras y autovías. La compañía cuenta con más de 1.800 cargadores rápidos, superrápidos y ultrarrápidos en la vía pública en diferentes etapas de desarrollo.

Iberdrola intensificará el despliegue de puntos de recarga hasta un total de 150.000 en hogares, empresas y en vía urbana, apostando por la recarga superrápida (150 kW) y ultrarápida (350 kW) en las principales autovías del país, que instalará cada 100 km y 200 km, respectivamente.