mantenimiento 1

Alrededor de 12 millones de turismos, casi la mitad del parque automovilístico español, deberán realizar algún tipo de mantenimiento o reparación antes de volver a circular tras este periodo de inmovilización provocado por el Estado de Alarma.

Entre ellos, buena parte de las flotas de empresas consideradas “no esenciales” y que han estado inmovilizados durante varias semanas.

Así lo corrobora la red de talleres Euromaster a partir de los datos de Master Check, su servicio de revisión de puntos críticos que alerta de los problemas de salud vial latentes después de un largo tiempo de inactividad.

Según cifras de la DGT se han producido caídas de la movilidad superiores al 70%. Un hecho que puede provocar daños en algunos de elementos de los vehículos ante la paradoja de "desgaste por no rodar". En concreto, las baterías, la presión de los neumáticos y el nivel de los líquidos son los tres componentes que más sufren ante la falta de circulación y, por tanto, deben ser revisados en su vuelta a la carretera.

Euromaster también recuerda que, según un estudio realizado por Fundación Española para Seguridad Vial (FESVIAL), el número de accidentes no solamente aumenta cuando el coche es más viejo, sino que el mal mantenimiento y poco cuidado son dos factores que incrementan el riesgo de tener un accidente y de que sea más grave. De ahí que sea prioritario realizar una revisión si un vehículo ha estado varias semanas inmovilizado, especialmente en aquellos coches de más edad.

mantenimiento 2

Por otro lado, alrededor de 5 millones de vehículos debían haber pasado por la ITV durante las semanas de confinamiento. Algo que no ha sido posible debido al cierre de las estaciones autorizadas para estas inspecciones. Ello no solo augura un posible colapso y lógicos retrasos sobre la fecha recomendada para acudir a las ITV. También es posible que, tras semanas de inmovilización, algún vehículo no obtenga el visto bueno para seguir circulando y, por tanto, deba pasar "por boxes" para solucionar cualquier incidencia.

Ante este escenario, el sector de la posventa afronta un periodo complejo. No solo porque deberá responder a un incremento de la demanda en un corto periodo de tiempo, sino también por la implantación de nuevos protocolos y medidas de higiene que también dilatan los tiempos de entrega anteriormente establecidos.

¿Cómo hará frente ante nuevo escenario el sector de la posventa? ¿Qué medidas y protocolos se están adoptando para dar seguridad a clientes y empleados? ¿Está garantizada la cadena de suministro de recambios y accesorios? ¿Qué cambios notarán los usuarios de los vehículos de empresa cuando lleven su coche al taller?

Si quieres conocer las repuestas a todas estas preguntas de la mano de expertos del sector, no te pierdas el próximo WEBINAR organizado por AEGFA sobre Posventa y Flotas.

>> Haz click para registrarte de forma gratuita