El AutoGas cada vez más presente 1

En los últimos meses la compra de vehículos propulsados por AutoGas (GLP) está creciendo de forma espectacular, convirtiéndose en el carburante alternativo que más está incrementando su demanda. De hecho, durante el pasado mes de agosto las matriculaciones de vehículos GLP se han multiplicado por seis con respecto al mismo mes del año anterior.

Según las cifras de la DGT, recogidas por la consultora de automoción MSI, durante el mes de agosto se han matriculado un total de 2.165 vehículos de AutoGas, frente a los 335 del mismo mes de 2017. Es más, esta cifra también supone que se han matriculado más del doble de vehículos AutoGas que de eléctricos puros (382) y GNC (440) juntos. Este incremento se ve reafirmado cuando echamos un vistazo al acumulado anual. Las ventas de vehículos GLP entre enero y agosto de este año superan las 12.000 unidades, frente a las 3.930 de los eléctricos puros y las 4.019 del GNC.

Sin duda, hay que preguntarse por las razones de este liderazgo. En primer lugar, su precio de compra es similar al de un diésel. Además, frente al coche eléctrico, el AutoGas ofrece una gran autonomía y fácil y rápido repostaje; y frente al GNC, dispone de una amplia red de estaciones de servicio. Como explica Estíbaliz Pombo, responsable de AutoGas de Repsol, este carburante alternativo dispone de "una creciente red de estaciones de servicio de las diferentes operadoras (Repsol, Cepsa, Galp, BP, Disa) que ronda las 600 en todo el mercado español, y con una clara apuesta por seguir aumentándola. Sólo Repsol tiene casi 400 estaciones de servicio en la Península y Baleares que suministran AutoGas".

"La industria tiene que ofrecer al ciudadano soluciones, no dilemas. Su tecnología permite autonomías de hasta 500 km sin necesidad de repostar, y su doble depósito de gasolina y gas permite alargar esa autonomía al menos hasta los 1.200 km", concluye Pombo.

El AutoGas cada vez más presente 2

Todo ventajas

Si bien el uso del AutoGas o GLP en nuestro país es relativamente creciente, estamos ante el combustible alternativo más utilizado en el mundo, con 25 millones de vehículos, de los cuales 15 millones circulan por Europa y casi 60.000 por nuestro país.

Este volumen y gran penetración se explica por el sinfín de ventajas que presenta dicho carburante.

A nivel medioambiental, los coches con AutoGas tienen etiqueta ECO de la DGT, por lo que están libres de las restricciones de tráfico por alta contaminación en grandes ciudades como Madrid y Barcelona. Además, el GLP reduce las emisiones de NOx en un 70% y de partículas en un 90%, según datos de AOGLP, minimizando así el efecto invernadero por sus reducidas emisiones de CO2. A ello hay que añadir que su utilización es más silenciosa, suave y sin vibraciones.

Por otro lado, los vehículos GLP se conducen y se disfrutan como cualquier coche propulsado por carburantes tradicionales. De hecho, el AutoGas se emplea con motores de gasolina por lo que cuentan con la misma tecnología, las mismas prestaciones y los mismos tiempos de repostaje que los vehículos convencionales.

La practicidad es otra de las ventajas de este carburante gracias a la ampliada autonomía. Este tipo de vehículos, denominados bifuel, disponen de dos depósitos (gasolina y AutoGas) que se pueden utilizar indistintamente sin alterar la conducción, proporcionando al automóvil una mayor autonomía.

Dicha autonomía depende lógicamente del tamaño del depósito instalado y de la potencia del coche. Para motores de 100 CV con un depósito de gas de 74 litros se obtienen autonomías en combinaciones de recorridos urbanos y extraurbanos de entre 500 y 600 kilómetros. Además, al poder combinarlo con el depósito de gasolina, un vehículo de estas características podría realizar alrededor de 1.200 kilómetros sin necesidad de repostar. Además, el conductor puede cambiar de gasolina a AutoGas en cualquier momento con solo pulsar un conmutador instalado en el salpicadero del vehículo, independientemente de que el vehículo esté en marcha.

Uno de los puntos fuertes del GLP es sin duda el capítulo económico. Es posible conseguir ahorros de hasta el 40% respecto a los carburantes convencionales. Por si fuera poco, su óptima combustión proporciona un menor desgaste del motor, lo que reduce los costes de mantenimiento y confiere gran longevidad tanto al lubricante como al motor. Además, el precio de un vehículo nuevo propulsado con AutoGas es la mitad que un eléctrico en igualdad de potencia, equipo y prestaciones.

Cada vez son más las marcas y fabricantes que comercializan modelos compatibles con este carburante alternativo. Actualmente se comercializan más de 40 modelos de vehículos de marcas como Fiat, Alfa Romeo, Opel, Dacia – Renault, SsangYong, Subaru, Ford, Citröen o Peugeot.

Es más, por unos 1.200€ también existe la posibilidad de transformar los vehículos de gasolina a bifuel con AutoGas. Basta realizar una sencilla adaptación del vehículo en uno de los 800 talleres transformadores que existen en España. Si el vehículo es Euro 4, 5 o 6 con esta adaptación se obtiene la etiqueta ECO.

Crecimiento GLP vs. GNC y VE Enero-Agosto 2018

Crecimiento GLP vs GNC y VE Enero Agosto 2018