La norteamericana Scoot despliega su motosharing en Barcelona

Si Madrid se está consolidando como la capital europea del carsharing, Barcelona está haciendo lo propio con el motosharing.

A la amplia oferta ya existente, se une ahora la norteamericana Scoot.

El objetivo de esta empresa nacida en San Francisco es ofrecer en la capital catalana un servicio multimodal combinando el alquiler de motos, bicis, y coches eléctricos. Sin embargo, iniciará sus operaciones con el alquiler de 500 motos eléctricas y centenares de bicicletas eléctricas. La moto elegida es el modelo Silence S02 adaptado para sharing. Actualmente la compañía ha contratado a 30 empleados y tiene como objetivo duplicar la cifra en los próximos 6 meses, siendo Barcelona la ciudad elegida como sede central en la expansión de Scoot dentro de Europa.

El usuario de Scoot podrá localizar mediante una app vehículos disponibles en tiempo real para desplazarse por la ciudad de un modo rápido, sostenible y económico.