Se inicia la interoperabilidad de la recarga rápida en España

El proyecto CIRVE (Corredores Ibéricos de Infraestructura de recarga rápida de Vehículos Eléctricos) ha puesto los cimientos para el desarrollo definitivo de la movilidad eléctrica en España.

Los miembros de este consorcio han firmado un acuerdo que permitirá la interoperabilidad de los 40 cargadores rápidos que están dentro de esta iniciativa y que, a partir de 2019, estarán ya operativos a lo largo de corredores que conectarán España con el resto de países europeos.

El proyecto CIRVE se puso en marcha el año pasado de la mano de EDP, Endesa, GIC, Iberdrola e Ibil, como gestores de carga que implementarán la infraestructura, junto a la plataforma Hubject, la Asociación Española de Desarrollo e Impulso del Vehículo eléctrico (AEDIVE), Renault Group y el Centro para la Excelencia e Innovación de Portugal (CEIIA). Cuenta con el apoyo de los Ministerios españoles de Fomento y de Economía, Industria y Competitividad y está cofinanciado por la Unión Europea.

El despliegue de la infraestructura de recarga en carreteras y estaciones de servicio, permitirá a los usuarios de vehículos eléctricos realizar viajes de mayor recorrido. Además, la interoperabilidad facilitará que cualquier usuario pueda recargar y pagar en cualquier punto de recarga público de forma fácil y sencilla, con independencia de quién lo esté operando.