Iberdrola adquirirá los primeros 1.000 cargadores rápidos Supernova del proveedor de soluciones de recarga Wallbox, instalándolos en aquellos mercados donde opera la compañía energética.

Así lo han acordado el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, y el cofundador y CEO de Wallbox, Enric Asunción, en la puesta en operación del primer prototipo de este punto de recarga en la sede de Iberdrola en Madrid. Con este acuerdo, Iberdrola sigue acelerando su plan de inversión en movilidad eléctrica en el mundo y, además, respalda una nueva línea de negocio impulsada por Wallbox, la recarga rápida en vía pública, contribuyendo así al crecimiento de su participada -es uno de sus principales accionistas desde junio del 2019.

El nuevo acuerdo alcanzado complementa las compras de hasta 10.000 cargadores realizadas por Iberdrola a Wallbox en los últimos años para uso residencial.

El cargador rápido Supernova, producido en Barcelona para el mercado europeo, cuenta con una potencia de 60 kW, lo que permite a un vehículo conseguir una autonomía de hasta 100 km en solo 15 minutos.
Su diseño modular lo hace muy eficiente desde el punto de vista energético y óptimo para la producción en serie, contribuyendo así a acelerar el despliegue de infraestructura de recarga para vehículo eléctrico en vía pública. Su fácil instalación y mantenimiento lo convierten, además, en una solución muy competitiva para el sector.