Los triángulos de emergencia tienen los días contados. Estos elementos deberán ser sustituidos por una luz de emergencia denominada V16.

Se trata de una baliza luminosa destellante de color amarillo, mucho más visible, y que en caso de emergencia deberá colocarse en el techo o en la parte exterior del vehículo.

De esta forma, en caso de accidente o avería, el conductor no tendrá que bajarse del vehículo para colocar los triángulos, una maniobra muy peligrosa y que ha provocado múltiples accidentes y víctimas. Bastará con sacar el brazo por la ventanilla y pegarla al techo, ya que va imantada.

Durante este primer trimestre del año está previsto que se modifique el Reglamento General de Vehículos para establecer la obligatoriedad de este dispositivo en nuestro país.

Durante los próximos tres años podrán utilizarse indistintamente los triángulos o la señal V16. Pero a partir de enero de 2024, la V16 será obligatoria y podremos olvidarnos de los triángulos de emergencia, que ya no serán legalmente válidos.

La alimentación de la V16 deberá ser mediante pila o batería recargable. Y opcionalmente, podrá contar con características de geoposicionamiento, estableciendo comunicación automática con equipos de emergencia.