Caixabank ofrece una moratoria de 3 meses en su renting aunque ligada a una extensión de contrato de 6 meses

CaixaBank ha lanzado una moratoria del pago de los contratos de renting de sus clientes durante los próximos tres meses.

El objetivo es ayudar a paliar los efectos provocados por la COVID-19 a los más de 38.000 clientes de renting de vehículos.

Sin embargo, aquellos que quieran acogerse a esta moratoria deberán extender la duración de su contrato durante seis meses más.

Es decir, el cliente puede no pagar los próximos tres recibos - abril, mayo y junio - pero al mismo tiempo amplía 6 meses más su contrato, manteniendo todos los servicios, con la misma cuota y kilómetros contratados.

Los clientes podrán acogerse, si lo desean, a esta oferta de la entidad siempre y cuando los contratos tengan un vencimiento superior a tres meses y no tengan deuda previa.

La medida es válida para todo el parque de coches de renting de la entidad, a excepción de administraciones públicas y grandes flotas.

CaixaBank ha implementado un sistema 100% online para que los solicitantes de la moratoria no necesiten desplazarse a las oficinas. De esta manera, se contribuye a cumplir las normas del decreto de estado de alarma.

Para realizar el proceso, CaixaBank - en colaboración con Arval, partner estratégico de la entidad en materia de renting - contactará con todos los clientes a través de un email personalizado.

Mediante un formulario digital se podrá activar todo el protocolo para acogerse a esta medida excepcional tomada por la entidad financiera durante la emergencia por la COVID-19.