Europcar acerca a las empresas la fórmula de vehículos por suscripción. Flexibilidad por delante de todo.

Los modelos de suscripción a vehículos no son nuevos. Pero suelen estar muy centrados en el cliente particular. Sin embargo, y teniendo en cuenta la incertidumbre y los cambios en las necesidades de movilidad que ha generado la pandemia, Europcar quiere acercar esta modalidad a las empresas. Y lo hace con tres nuevos modelos de suscripción flexible: Flex, SuperFlex y DuoFlex. Es una fórmula cuyo objetivo es evitar las ataduras que suponen un contrato de leasing o renting o a la compra de una flota propia. 
Con un periodo mínimo de un mes, cada empresa puede modular su suscripción en función de sus necesidades, sin compromiso, sin pago por adelantado y sin gastos de cancelación. Esta flexibilidad también se traslada a la hora de elegir un modelo concreto o el kilometraje. Además, todos los contratos de suscripción incluyen el mantenimiento, la asistencia, el seguro y los neumáticos en la cuota mensual.

¿Cuáles son las modalidades de suscripción de Europcar?

Europcar ofrece tres modalidades distintas de su fórmula de suscripción flexible.
Por un lado, SuperFlex: desde un mes de duración; Flex: a partir de tres meses de suscripción, con tarifas que bajan progresivamente.
Aunque seguramente la variante más innovadora es DuoFlex. En esta modalidad las empresas cuentan con un vehículo fijo durante todo el mes. Pero además tienen un segundo vehículo disponible que puede ser utilizado durante cuatro días ese mismo mes. De esta forma, los suscriptores de Europcar pueden usar una furgoneta durante los días de trabajo y un coche para los fines de semana. O conducir un eléctrico para los desplazamientos diarios y uno de combustión para los viajes más largos.

En palabras de Michel Kisfaludi, director comercial de Europcar Mobility Group en España, "la flexibilidad forma parte del ADN de nuestra compañía y estamos convencidos de que será imprescindible en la nueva normalidad. Con estas nuevas ofertas queremos apoyar a las empresas -desde los autónomos a las grandes- y dar un paso al frente en la revolución de la movilidad corporativa. A diferencia de otras opciones de alquiler y leasing, estos productos les dan la opción de coger coches o furgonetas cuándo y por el tiempo que quieran en función de su actividad”.