Los planes de futuro de IKEA pasan por el VE

La multinacional sueca de muebles y decoración ha anunciado que a partir de 2020 sus repartos a domicilio ser realizarán con vehículos eléctricos.

En ese momento la flota eléctrica estará presente en Ámsterdam, Paris, Los Ángeles, Nueva York y Shangai.

Esta iniciativa, que se irá extendiendo a otros países, formar parte del objetivo de IKEA de alcanzar un nivel de emisiones 0 en sus repartos entre 2025 y 2030.

Dentro de este plan de sostenibilidad también se incluyen otras iniciativas como la instalación de puntos de recarga para VE, en los próximos 2 años, tanto en tiendas como en sus oficinas y centros de distribución. A ello hay que añadir el compromiso de reducir a la mitad las emisiones derivadas de los desplazamientos a sus instalaciones, tanto de empleados como de clientes.