La policía francesa integrará vehículos “made in Spain” a su parque móvil.

En concreto serán las Brigadas de Intervención Rápida (BRI) de la Gendarmería Nacional de Francia quienes podrán ponerse al volante del potente Seat León Cupra. Aunque en próximas incorporaciones serán los Cupra León quienes se añadan a la flota de la “Gendarmerie”, las primeras 17 unidades corresponderán al anterior Seat León Cupra, todavía con el emblema de Seat en el frontal.

El León Cupra, tanto en versión compacta como familiar ST, ha sido el vehículo ganador de la licitación pública para sustituir al Renault Mégane RS, vehículo utilizado hasta ahora por la policía gala. De hecho, en esta licitación también estaban presentes tanto el nuevo Mégane RS como el Alpine A110.

Fabricado en Martorell, el nuevo vehículo policial francés con 290 CV pasará también por las instalaciones del preparador Gruau en Laval (Saint-Berthevin), quienes añadirán decoración y luces específicas, equipos de comunicación especiales y refuerzos en las ventanas en una preparación que dura entre 5 y 6 semanas por vehículo.