Antes de finalizar el año los Mossos d’Esquadra renovarán parte de su flota.

En concreto 237 nuevos vehículos que además contarán con una nueva imagen corporativa, renovada por primera vez desde 1993, año del inicio de su despliegue. Esta renovación ha supuesto una inversión inicial de 33 millones de euros.

La nueva flota está compuesta por los modelos Seat Ateca y Seat Arona que gracias a su nuevo logotipado son visibles a 250 metros y no a 100 metros como hasta ahora. Además, se han sustituido los motores diésel por gasolina.

Los vehículos policiales cuentan con un nuevo sistema de comunicaciones de radio con manos libres y un sistema de consulta de datos desde el interior del vehículo en combinación con el sistema multimedia del vehículo.

Por otro lado, se ha incorporando un programa de gestión de flotas de todo el parque móvil.

También se han mejorado las medidas del espacio para detenidos así como el kit de discrecionalidad (lonas y señales desplegables), la distribución del maletero y la señalización exterior, con una mejor redistribución y potencia de las luces, así como la mensajería de voz pregrabada en tres idiomas.