El 70p de los conductores de empresa consideran estar sometidos a una presión excesiva

Un estudio de TomTom Telematics, realizado a más de 100 conductores de empresas de mensajería y de instalación y mantenimiento en España, revela que el 70% de estos conductores considera estar sometido a presión excesiva para completar sus trabajos o entregas.

Esta encuesta también concluye que, debido a la presión, estos trabajadores conducen de forma más rápida o menos segura hasta alcanzar su siguiente destino (40%), dedican menos tiempo del que quisieran a cada trabajo (17%) o llegan tarde a sus trabajos posteriores (17%).

Aun así, el 97% dice cumplir con sus obligaciones laborales siempre o casi siempre. Eso sí, sacrificando otros aspectos de su vida, saliendo más tarde del trabajo o comiendo en menos tiempo del que deberían. De hecho, el 54% considera que su horario, al que dedica más tiempo del estipulado, tiene un impacto negativo en su vida familiar. Y el 21% de los encuestados destina tan solo 15 minutos a comer.

Los principales motivos de esta presión por llegar a tiempo se deben a que la agenda es poco realista o demasiado demandante (30%), a retrasos debido al tráfico (28%), o, en menor medida a una mala planificación por parte de la oficina (10%).

"Los conductores profesionales juegan un papel crucial en la economía española, pero es difícil que puedan cumplir con su trabajo de forma efectiva y segura si están sometidos a una gran presión debido a agendas poco realistas, que no tienen en cuenta elementos como la situación del tráfico", comenta Heike de la Horra, director comercial de TomTom Telematics para España y Portugal. "El estereotipo de conductor de furgoneta que no respeta las normas de tráfico es injusto. Los conductores están sometidos a un importante estrés para poder realizar su trabajo, y eso puede llevarles a cometer imprudencias en la carretera", continúa el directivo.

"Hay empresas que no pueden permitirse el lujo de aumentar el personal, pero hay tecnología que puede ayudar en la planificación y en la ejecución de los trabajos, aliviando la carga de los conductores. La información de tráfico o los datos históricos sobre las rutas que proporcionan algunos sistemas telemáticos, pueden ayudar a optimizar los horarios diarios y asignar los trabajos de forma más inteligente", concluye Heike de la Horra.