7 claves para una buena gestión de flotas 4x4 1

Por costes, características específicas, probabilidad de averías y exigencias operativas, la gestión de vehículos 4x4 suele ser mucho más compleja que la de los turismos.

Os ofrecemos 7 claves imprescindibles para llevar a cabo con éxito esta tarea.

1. Afinar la elección

La actual oferta de vehículos todoterreno- o que al menos lo aparentan estéticamente- es amplísima hoy en día. Para afinar nuestra elección y reducir el número de modelos candidatos debemos saber bien cuáles son nuestras necesidades operativas y conocer la tipología de vías y situaciones con las que se encuentran los usuarios de nuestros vehículos. Sin olvidar la habitabilidad y capacidad de transporte que necesitemos, tanto de personas como de carga.

"Se impone conocer la opinión de los conductores para saber qué problemas han tenido y cuáles son las carencias de nuestra flota actual de todoterrenos"

En estos casos, más que nunca, se impone conocer la opinión de los conductores para saber qué problemas han tenido y cuáles son las carencias de nuestra flota actual de todoterrenos. Es posible que las políticas de flota y de RSC añadan otros problemas adicionales en la configuración de la flota: nivel y elementos de seguridad mínimos requeridos, límite de emisiones, etc.

2. Capacidad de avance

Muy relacionado con el punto anterior, la información proporcionada por los usuarios también determinará qué tipo de sistema de tracción necesitamos: optimizador electrónico de tracción delantera, tracción 4x4 inteligente, con reductora, con bloqueo de diferencial… Si la circulación de los vehículos transcurre por caminos muy exigentes y en mal estado será importante tener en cuenta las dimensiones del vehículo y en especial las llamadas cotas off-road: distancia al suelo tanto frontal como ventral y trasera o la capacidad de vadeo (para cruzar zonas de agua).

"Si nuestras unidades se limitan a circular por pistas forestales en buen estado es posible que tengamos suficiente con un SUV/crossover con unos buenos neumáticos off-road"

Sin embargo, si nuestras unidades se limitan a circular por pistas forestales en buen estado es posible que tengamos suficiente con un SUV/crossover- con altura al suelo algo más elevada que la de un turismo- y añadir unos buenos neumáticos off-road.

7 claves para una buena gestión de flotas 4x4 2

3. Renting o compra

A diferencia de los turismos, mucho más estandarizados en equipamiento, cuando se necesita un vehículo 4x4 es posible que se requieran elementos y equipamientos específicos. Y ya sabemos que a mayores especificaciones y “rarezas”, mayor es la cuota de Renting. A ello hay que añadir un posible sobrecoste al finalizar el contrato de Renting en concepto de reacondicionamiento, pues fruto del exigente trabajo al que habrá sido sometido, es probable que el vehículo no esté en las condiciones más óptimas. Por todo ello no es de extrañar que muchas compañías opten por la propiedad en este tipo de unidades. Además, los vehículos 4x4 más capaces y camperos son muy valorados en el mercado de segunda mano, por lo que una vez decidamos sustituir este vehículo, conseguiremos un retorno de la inversión que quizás nos sorprenda.

4. Servicio posventa

En el momento de configurar la flota de 4x4´s y elegir una marca/modelo determinado deberemos considerar la cercanía de una adecuada red de posventa y talleres autorizados para mantener y reparar en un tiempo adecuado y con la calidad debida estos vehículos.

Estas unidades normalmente no se encuentran ubicadas cerca de grandes urbes donde la densidad de talleres es elevada, por lo que será importante localizar servicios posventa relativamente cercanos a las operaciones de nuestros vehículos.

También hay que tener en cuenta que si se trata de unidades con equipamiento muy específico no podremos contar con vehículos de sustitución adecuados, por lo que debemos asegurarnos previamente que cualquier operación de mantenimiento o reparación se realice con presteza.

7 claves para una buena gestión de flotas 4x4 3

5. Uso intensivo, cuidados intensivos

Por el tipo de uso y recorridos, la probabilidad de aparición de problemas mecánicos es más elevada. Son habituales las averías relacionadas con el embrague, la transmisión y la caja transfer. Para evitar problemas a "mitad de camino" también hay que revisar constantemente elementos como los bajos del vehículo, ya que los roces y golpes en esta zona son habituales, así como la dirección y el desgaste de los neumáticos, pues las superficies rocosas e irregulares pueden interferir fácilmente en su correcto funcionamiento.

Por otro lado, el polvo, el barro y la suciedad también pueden incrementar los consumos o disminuir las prestaciones, siendo necesaria una revisión frecuente en elementos como los filtros o el caudalímetro.

"Incluso el 4x4 más capaz puede quedarse atrapado si el conductor no sabe cómo afrontar una rampa embarrada ni manejar correctamente los elementos que tiene al alcance de su mano"

6. Conductores formados

Desde AEGFA siempre insistimos en la importancia de contar con conductores formados en materia de seguridad y eficiencia. En el caso de aquellos usuarios habituales de los vehículos 4x4 habrá que añadir una tercera pata en su formación: la conducción off-road. Unas buenas manos en situaciones de barro, nieve, hielo o caminos muy irregulares son imprescindibles en este tipo de situaciones. Incluso el 4x4 más capaz puede quedarse atrapado si el conductor no sabe cómo afrontar una rampa embarrada ni manejar correctamente los elementos que tiene al alcance de su mano. Por ello es imprescindible que estos usuarios realicen cursos específicos de conducción off-road y conozcan perfectamente el funcionamiento de los diferentes sistemas de tracción del vehículo que conducen. No solo mejoraremos la seguridad de los usuarios sino que un conductor formado dañará mucho menos el vehículo y, por lo tanto, reducirá el tiempo de posibles inmovilizaciones.

7. Telemática y otros accesorios

Hemos publicado infinidad de artículos hablando sobre las bondades y los beneficios de la telemática aplicada a la gestión de flotas. Pero en el caso de aquellas unidades que deben alejarse del asfalto para llevar a cabo sus tareas y afrontar desplazamientos con entornos meteorológicos adversos, la localización tiene un papel crucial. No solo para saber dónde está actuando cada vehículo, sino especialmente para velar por la seguridad de nuestros conductores para que en caso de avería, problema o accidente, podamos enviar la ayuda necesaria.

Por otro lado, si nuestros vehículos necesitan afrontar condiciones muy adversas, con más o menos frecuencia, es interesante contemplar como equipamiento algunos elementos como cabestrantes, una radio emisora- para zonas sin cobertura móvil-, linternas potentes, palas, eslingas o planchas. Se trata de una inversión en seguridad y operatividad que además pueden ser reutilizadas en otras unidades.