Los europeos hacia nuevas formas de movilidad y uso de vehículos 1

ALD Automotive ha elaborado un estudio entre más de 5.000 personas en Alemania, España, Francia, Holanda e Italia para conocer sus gustos y preferencias acerca de las diferentes soluciones de movilidad existentes.

Los resultados de este estudio demuestran la existencia de un cambio de mentalidad, especialmente entre los menores de 35 años, hacia modos de transporte más económicos y ecológicos frente a una menor necesidad de la propiedad de un vehículo.

La relación de los europeos con los automóviles y su propiedad está cambiando y evolucionando. Según el estudio elaborado por la empresa Opinion Way para ALD Automotive, el 50% de los ciudadanos europeos - y el 60% de los españoles - afirma que tener un coche en propiedad ya no es esencial para los desplazamientos personales de su día a día. Este porcentaje todavía es menor para los desplazamientos de casa al trabajo. De hecho, el coche solo es imprescindible para ir al trabajo para un 36% de los europeos, un porcentaje que baja hasta el 29% en el caso de los ciudadanos alemanes.

"El coche solo es imprescindible para ir al trabajo para un 36% de los europeos, un porcentaje que baja hasta el 29% en el caso de los ciudadanos alemanes"

Nueva movilidad, pero en coche

Si bien puede percibirse un cambio de prioridad sobre la propiedad de los vehículos, el estudio elaborado por ALD Automotive también constata que el coche sigue siendo un elemento muy importante en las nuevas soluciones de movilidad alternativa.

El estudio preguntó sobre las nuevas opciones de movilidad, siendo el carsharing, el arrendamiento a largo plazo/renting y los servicios de movilidad con chófer las tres más mencionadas y valoradas. Un 25% de los encuestados respondió estar ya utilizando el carsharing. Una utilización que aumenta entre la población joven, pues los menores de 35 años representan el 40% de todos los usuarios. Por otro lado, Alemania es el país donde más popular es esta opción: un tercio de su población ya lo ha utilizado alguna vez.

"Los menores de 35 años representan el 40% de todos los usuarios del carsharing"

En el caso de España, la opción preferida es el de vehículo con chófer con un 16%- el porcentaje más elevado de este modo de transporte entre los países encuestados-, mientras que Italia es el principal país de arrendamiento a largo plazo (17% de los usuarios).

En busca de costes más bajos

La progresiva implantación del uso "no-tradicional" del coche se explica en buena parte por un cambio en la mentalidad de la población pero, especialmente, por el factor económico. Y es que para el 58% de los europeos la principal ventaja de compartir vehículo, respecto a tener uno en propiedad, es su menor coste. El 65% de franceses y españoles consideran el factor económico como el más importante.

También el impacto medioambiental tiene un peso cada vez más importante en la elección del medio de transporte. El 58% de los europeos ha apostado alguna vez por opciones de transporte más sostenibles - un 45% ya lo ha hecho varias veces -, a pesar de saber que estas alternativas pueden dilatar el tiempo del desplazamiento. Los menores de 35 años son los que más apuestan por la movilidad ecológica. Concretamente el 66% de este segmento de población ha optado al menos una vez por trayectos más sostenibles.

"Para el 58% de los europeos la principal ventaja de compartir vehículo respecto a tener uno en propiedad es su menor coste"

Los ciudadanos italianos son los viajeros más "ecológicos", pues un 69% ha apostado al menos una vez por un desplazamiento más “verde”. Los españoles se encuentran en el otro extremo y solo un 49% reconoce haber elegido una solución sostenible para desplazarse.

 

Los europeos hacia nuevas formas de movilidad y uso de vehículos 2

 

Las App, un factor clave

Los cambios en las prácticas asociadas con las nuevas opciones de movilidad también están influenciados en gran medida por la tecnología y las aplicaciones móviles para smartphones. El 44% de los europeos utiliza aplicaciones de información sobre el transporte público. Y cuando se ponen al volante de un vehículo, el 29% también usa soluciones de información sobre tráfico basadas en localización GPS e interacción de la comunidad online.

En este sentido, la inmensa mayoría de soluciones de movilidad alternativa también tienen su propia aplicación móvil. Las App de carsharing son usadas por un 16% de los europeos, siendo los españoles (20%) los que más las utilizan. Por su parte, las aplicaciones para los servicios de vehículos con chófer son usadas por el 10% de los ciudadanos del continente.

Según ALD Automotive, este estudio demuestra que "la relación entre los europeos y la movilidad está experimentando un cambio profundo. Esta transición se basa más en el uso de un vehículo que en su propiedad. En este sentido, ALD Automotive está trabajando para potenciar esta transformación para ofrecer una experiencia de usuario que tenga en cuenta nuevos usos, como el uso compartido de vehículos, el desarrollo gradual de la movilidad eléctrica y, en última instancia, los vehículos autónomos".