Cuáles serán las tendencias en gestión de flotas en 2017

La compañía de software especializado en gestión de flotas Telogis ha recopilado las 5 tendencias en el sector del fleet-management que en su opinión se consolidarán durante este año.

Unas tendencias que especialmente pasan, como no podía ser de otra manera, por la conectividad y el intercambio de información.

 

tendencias en gestión 1

1. Mantenimiento Predictivo

Todo parece indicar que la era de las averías inesperadas por mantenimientos inadecuados o a destiempo va tocando a su fin. Gestores de flotas, y también los usuarios de las mismas, empezarán a ser más proactivos con la "salud de los vehículos", evitando potenciales averías graves antes de que estas se produzcan. Para ello será de gran ayuda la telemática incorporada en el interior de los vehículos, que permite a los gestores de flota tener una visión más detallada del estado mecánico del vehículo y de sus necesidades de mantenimiento preventivo. Estos sistemas telemáticos son capaces de avisar de potenciales problemas antes de que ocurran: sobrecalentamiento del motor, niveles de líquidos insuficientes o un cambio de aceite en el momento óptimo.

Los vehículos y sus sistemas telemáticos estarán compartiendo en tiempo real este tipo de informaciones tanto con el gestor de flotas como con el servicio posventa/concesionario/taller habitual. Y será a partir de esta información cuando deba tomarse la decisión más adecuada para mantener el vehículo en las mejores condiciones.

Además de mejorar la eficiencia de los periodos de mantenimiento, veremos ahorro de costes en operaciones de taller y diagnosis así como reducciones de los tiempos de inmovilización.

 

tendencias en gestión 2

2. Más conducción autónoma

Los fabricantes están invirtiendo millones de euros en investigación y pruebas para que la conducción autónoma sea una realidad en breve. No solo hemos visto los primeros prototipos circular en situaciones de tráfico real, sino que algunas marcas ya incluyen en sus modelos tecnologías de conducción semi-autónoma. Este 2017 seguiremos viendo nuevos sistemas e innovaciones así como inversiones en infraestructuras que permitirán llevar a la conducción autónoma a su punto más álgido en muy pocos años.

De momento, los llamados sistemas ADAS (Advanced Driver Assistance Systems- Sistemas Avanzados de Asistencia al Conductor) seguirán evolucionando. Por ejemplo, mostrando mapas en 2 dimensiones con informaciones adicionales como rampas, curvas, altura y superficie de la vía. Unas informaciones particularmente importantes y que ayudarán a mejorar el funcionamiento de sistemas ya disponibles como el control de crucero adaptativo, los avisos de salidas involuntarias de carril, eficiencia en las rutas a tomar, adaptación de velocidad automática según la vía o evitar colisiones. También veremos cómo los sistemas ADAS van más allá de su actuación puramente física, ya que los datos recogidos y enviados a la nube por un vehículo servirán a otros vehículos para conocer el tráfico, el tiempo o tener imágenes en tiempo real de la vía a la que aún no han llegado. En este sentido, el volumen de datos e informaciones recogidas por los nuevos sistemas ADAS seguirá aumentando, siendo un ejemplo inmejorable de cómo el Big Data y el Internet de las Cosas (IoT) están transformando la movilidad.

 

tendencias en gestión 3

3. Telemática y conectividad, de serie y más rápida

Fruto de las alianzas entre los grandes grupos de automoción y los proveedores de soluciones telemáticas, empieza a ser habitual que algunos modelos- especialmente en el segmento de los vehículos comerciales ligeros- disfruten de telemática integrada desde fábrica, en muchos casos apoyada con un software de gestión de flotas para las empresas. Este 2017 estos servicios telemáticos de serie se generalizarán, no solo en furgones y furgonetas, sino también en turismos. Se trata de una buena noticia para los gestores, ya que facilita su implantación desde el primer momento y se consigue un mayor detalle de los datos y el funcionamiento del vehículo.

A ello hay que añadir la generalización de la conectividad en los vehículos. Cada vez son más los modelos que disponen de conexión 4G LTE y, en breve, de 5G. De esta forma, las conexiones son más rápidas y fiables, ayudando a mejorar la conexión e interacción entre el usuario del vehículo y la empresa y, por lo tanto, aumentando la productividad.

 

tendencias en gestión 4
4. Internet de las Cosas (IoT)

Como consecuencia del punto 3, la cuarta tendencia en gestión de flotas para este 2017 es el llamado “Internet of Things” (IoT- Internet de las Cosas). Este concepto del que hemos oído hablar, y mucho, en estos últimos años, seguirá ganando importancia y cada vez serán más los elementos conectados a Internet.

Tendremos que estar atentos para observar cómo los vehículos interactúan con diferentes elementos de su entorno como parte del desarrollo de las tecnologías de conducción autónoma. En este sentido este mismo año empezaremos a ver como habituales las llamadas tecnologías V2V (vehicle to vehicle) y V2I (vehicle to infraestructure). El aumento de la presencia de estos sistemas aportará importantes beneficios para las flotas operativas, particularmente en sectores como servicios técnicos a domicilio, reparto, control de plagas, jardinería, transporte de personas… Por ejemplo, un electrodoméstico averiado podrá enviarle al vehículo que conduce el operario de reparación cuáles son los motivos de su avería antes de que este llegue al domicilio donde se encuentra dicho electrodoméstico. O un jardinero podrá, desde su vehículo y en función de la climatología, apagar o encender los aspersores de una zona ajardinada.

A medida que los vehículos sean más “inteligentes”, veremos cómo se automatizan o ganan en eficiencia algunos procesos que antes se realizaban manualmente. En resumen, gracias a la información en tiempo real y su conectividad, las flotas dejarán de recorrer kilómetros innecesarios, con el consecuente ahorro de tiempo y dinero.

 

tendencias en gestión 5

5. Nuevas regulaciones y leyes

Habrá que estar atentos a las posibles reformas, nuevas leyes o regulaciones que las diferentes administraciones (europeas, estatales, autonómicas y locales) pongan en marcha, especialmente en lo que temas medioambientales se refiere. Madrid y Barcelona ya han empezado a limitar la circulación de vehículos en episodios de contaminación y es cuestión de tiempo que otras ciudades españolas- algunas ya lo han hecho en sus centros históricos- terminen también por restringir, de una manera u otra, la movilidad de vehículos contaminantes.

Atención especial merece la anunciada "Reforma integral de la Imposición Medioambiental". Veremos qué contempla finalmente esta reforma, pero los expertos apuntan la posibilidad de varias medidas que afectarían- y mucho- la movilidad corporativa:

  • Reajustar e incrementar fiscalidad de los carburantes. Se podría eliminar el trato favorable al diésel, algo que ya figura en las propuestas europeas sobre fiscalidad energética.
  • Aplicación del concepto "el que contamina, paga" a todos los productos energéticos.
  • Tasas que graven el uso real de los vehículos.