Seat León TGI Gas una opción natural 1

Seat dispone en su nueva gama León de una versión propulsada por gasolina y gas natural comprimido (GNC). Este combustible, más respetuoso con el medioambiente, ofrece buenos argumentos al canal flotas dado su inferior coste por kilómetro y una mayor autonomía total.

El gas natural comprimido es uno de los combustibles más respetuosos con el medio ambiente y una alternativa a los derivados del petróleo. Su ventaja radica en que cuenta con un nivel energético superior; en otras palabras, necesita menos cantidad para ofrecer la misma potencia. De este modo, la energía contenida en un kilo de GNC equivale a 2 litros de GLP, 1,5 litros de gasolina o 1,3 litros de gasóleo. En el caso concreto del León TGI, con un motor 1.4 de 110 CV que combina gasolina y gas natural comprimido, repostar resulta más económico que el resto de motorizaciones, ya que el depósito de GNC se llena por tan sólo 13 euros. Traducido en términos anuales, el GNC aporta una significativa reducción del coste por kilómetro, que se estima en un 30% inferior respecto al diésel y entre 50 y 60% menos que la gasolina.

El GNC aporta una significativa reducción del coste por kilómetro, que se estima en un 30% inferior respecto al diésel y entre 50 y 60% menos que la gasolina y con más autonomía

Al producir más energía, para recorrer 15.000 km –un año de uso aproximadamente– el coste de gas necesario es en torno a un 50% menor que la gasolina que requiere un León 1.2 TSI. En términos comparativos, con una inversión de 20 euros, el León puede recorrer 500 km con el motor diésel 1.6 TDI de 115 CV; 355 km con el gasolina 1.2 TSI de 110 CV y hasta 805 km con la versión de GNC. El consumo medio de gas se sitúa en 3,5 kilos por cada 100 kilómetros y las emisiones de CO2, muy reducidas, son de 94 g/km.

Seat León TGI Gas una opción natural 2

Doble beneficio

Otra de las grandes ventajas del gas natural comprimido, además de la importante reducción de CO2 y NOx que ofrece frente a otros combustibles, cifrada en un 25% y un 87%, respectivamente, reside en su mayor autonomía total. El León TGI permite recorrer hasta 1.300 km sin repostar combinando gas y gasolina (y sin interrupción) gracias a los dos depósitos distintos que monta; el de gasolina con 900 km de rango, y el del GNC –ubicado bajo el piso del maletero– con 400 más.

Su motor 1.4, desarrollado en el Centro Técnico de Martorell específicamente para este tipo de carburante, funciona siempre por defecto con gas, siempre que haya carga en el depósito. Sólo cuando se agota, el vehículo empieza a utilizar gasolina sin que el conductor se percate del cambio.

Con 110 CV de potencia demuestra un buen desempeño mecánico y dinámico, con una notable agilidad tanto por ciudad como por carretera y notables prestaciones de velocidad y aceleración: 194 km/h de punta y 10,9 segundos en el 0-100.

En el capítulo de aspectos mejorables –ajenos al producto en sí, en este caso– figura la escasa disponibilidad de puntos de repostaje. Mientras que en la UE son cerca de 3.000 las estaciones de servicio equipadas con surtidores de gas natural, en España la cifra apenas supera las 80.

Además del León TGI -desde 21.310 euros con carrocería de 5 puertas o familiar ST y cambio manual o automático DSG-, la oferta Seat de de GNC incluye el Mii EcoFuel al que se sumará en breve el nuevo Ibiza y el crossover Arona.

Seat León TGI Gas una opción natural 3

CONCLUSIONES

A las ventajas económicas hay que sumar otros beneficios del etiquetado medioambiental ECO de la DGT: descuentos directos en autopistas, exención de impuestos, libre acceso a carriles VAO, zonas de estacionamiento regulado y áreas de circulación restringida al tráfico por contaminación.

FICHA TÉCNICA

Seat León 1.4 TGI GNC Style

Precio: 21.310 euros
Potencia: 110 CV
Consumo medio: 3,6 l/100km
Emisiones CO2: 96 g/km
Long./Anch./Altura: 4.282 / 1.816 / 1.459 mm
Imp. Matriculación: Exento
Garantía: 24 meses sin límite de km