Volvo dejará de vender coches de combustión interna a partir de 2019

La marca sueca acaba de anunciar que a partir de 2019 dejará de fabricar coches que se muevan únicamente con motor de combustión interna, por lo que todos sus vehículos serán eléctricos o híbridos.

Se trata de uno de los pasos más importantes hacia la electrificación de la movilidad dado por un fabricante mundial de automóviles.

Volvo ha anunciado que en su catálogo convivirán coches eléctricos, híbridos e híbridos enchufables, eliminando gradualmente durante los dos próximos la comercialización de modelos que únicamente cuenten con motor diésel o gasolina.

Entre 2019 y 2021 lanzarán cinco modelos totalmente eléctricos, 3 de los cuales serán Volvo y 2 corresponderán a Polestar, la recientemente creada marca deportiva de Volvo formada exclusivamente por coches electrificados.

Estos modelos también contarán con variantes híbridas e híbridas enchufables que combinarán motores gasolina y diésel con motores eléctricos de 48 voltios.

Con este anuncio, Volvo refuerza su objetivo de haber vendido 1 millón de vehículos eléctricos en 2025.