El Dieselgate no ha afectado a los valores residuales del Grupo Volkswagen según Eurotax

Eurotax, líder en servicios de inteligencia de negocio para la industria del automóvil europea, ha informado en un comunicado que el efecto del denominado "Dieselgate" ha sido prácticamente nulo sobre los valores residuales de los vehículos del Grupo Volkswagen.

Desde que en septiembre de 2015, Volkswagen admitiera que los motores diésel EA189 incorporaban un software que manipulaba los resultados de los test de emisiones de sus motores, Eurotax ha venido monitorizando el posible efecto de este hecho en los valores residuales del grupo alemán, tanto de los vehículos equipados con motores EA189, como de los equipados con motores diésel en general y del resto de vehículos del Grupo.

Ya en diciembre de 2015, Eurotax anticipó que el efecto del "Dieselgate" para las marcas del grupo había sido "prácticamente nulo, con ligeras caídas que no llegaron al 1% en los primeros 3 meses y que se recuperaron al cierre de ese periodo."

Después de un año, y tras analizar las transacciones reales de vehículos usados entre septiembre 2015 y septiembre 2016, Eurotax afirma que "los valores residuales del Grupo VW muestran una evolución similar a la del resto del mercado diésel." Es más, los VVRR de las marcas del grupo germano "mantienen su posición de ventaja donde ya ocurría, y su comportamiento, tanto en diésel como en gasolina, es estable respecto al promedio del mercado."

La consultora también aclara que la demanda de los motores diésel desde el año 2012, mucho antes de que se conociera el "Dieselgate", ha retrocedido 13 puntos de cuota de mercado en el total de ventas de vehículos nuevos. Según Eurotax la menor demanda "se debe principalmente a la mejora de los consumos de los vehículos gasolina e híbridos, al mayor coste de los vehículos diésel para cumplir los últimos estándares de emisiones y a una menor ventaja económica relativa del combustible diésel frente a la gasolina."

Sin embargo, los motores diésel todavía tienen un importantísimo peso en el mercado. De hecho, "6 de cada 10 coches nuevos matriculados continúan siendo diésel, por lo que será indefectiblemente una transformación lenta y progresiva, en la que las marcas del Grupo Volkswagen mantienen su posición relativa en el mercado", concluye Eurotax.