“Es importante contar con una flota adecuada a las necesidades presentes así como una previsión de necesidades futuras”.

José Francisco Arnedo Garrigós 1

 

Uno de los parques móviles más importantes de nuestro país es seguramente el de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil (ATGC). No sólo en lo que a número de unidades se refiere, sino también por su papel vital en la regulación, organización, vigilancia, auxilio y gestión de la circulación de vehículos por nuestras carreteras. En dependencia de servicio de la Dirección General de Tráfico (DGT), la ATGC es una división que cuenta con una flota independiente al resto del cuerpo armado y de cuya gestión se encarga desde hace un año el Teniente Coronel José Francisco Arnedo Garrigós.

Flota (unidades):

2.910 vehículos de cuatro ruedas y 4.122 motocicletas

Marcas y modelos mayoritarios:

En vehículos de cuatro ruedas, Toyota, Seat, Nissan, Ford, Renault, Fiat, Alfa Romeo, Jeep, Citroen, Peugeot, Land Rover, Volkswagen, Iveco, Audi. Y de estas marcas, diversos modelos en las modalidades de turismo, 4x4, todo terreno, furgonetas. En motocicletas: BMW, Yamaha y Honda.

Método de adquisición:

Siempre en propiedad

Edad renovación media de los vehículos de la flota:

7 años de media

Kilometraje medio anual:

Los vehículos de 4 ruedas recorren una media de 50.000 kms y las motocicletas sobre unos 11.000 kilómetros anuales

Años de experiencia como gestor de flotas:

Un año

Otras funciones:

Gestión de previsiones, adquisición, distribución, control y seguimiento de vehículos, sistemas técnicos y comunicación necesarios para la Agrupación de Tráfico

 

El parque móvil de la Guardia Civil dispone de vehículos en propiedad y en renting, ¿qué determina la elección de una u otra fórmula?

La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil (ATGC) sólo posee vehículos en propiedad que son adquiridos por la Dirección General de Tráfico, siendo su política la de la adquisición en propiedad.

José Francisco Arnedo Garrigós 2

¿Qué determina el final del ciclo de uso de un vehículo en su caso? ¿Qué ocurre con estos vehículos una vez dejan de pertenecer al parque móvil?

Cuando un vehículo deja de poseer las condiciones de idoneidad para prestar el servicio, es decir de seguridad, efectividad y presencia o porque ha agotado su vida útil, se propone a la DGT que autorice su baja. Una vez concedida se cumple con los protocolos legales establecidos en materia de reciclaje. Por otro lado y en caso de averías, analizando los kilómetros recorridos, antigüedad del vehículo, importe de la reparación que se trate, se decide efectuar la misma o proponerlo para la baja.

¿Dónde se mantienen y reparan los vehículos de la ATGC?

Las reparaciones se realizan siempre en talleres certificados y autorizados. También se realizan pequeñas operaciones de mantenimiento en aquellas unidades que dispongan de material y personal para llevarlas a cabo, pero a menor escala. Por otro lado, no existen acuerdos especiales. Pero sí se solicitan presupuestos en tres talleres distintos. De esta forma, en igualdad de condiciones de servicio, las operaciones de reparación las efectúa el más económico.

“Hasta la fecha no se ha encontrado un vehículo eléctrico que sea idóneo
para la prestación de un servicio de ocho horas con un recorrido efectuado
de 250/300 kilómetros de media que satisfaga las necesidades de esta
Agrupación. Cuando esto suceda, este vehículo entraría a formar parte de
nuestra flota”

¿Cuenta su parque móvil con un pool de vehículos de sustitución para los casos en los que los vehículos de sustitución para los casos en los que los vehículos están inmovilizados por avería o mantenimiento?

No existe un inmovilizado permanente, tratando que el periodo de inmovilización sea lo más breve posible. En este caso, la falta de un vehículo por avería o mantenimiento se suple mediante la utilización del resto de vehículos asignados a esa unidad. Lo que también se realiza es un pormenorizado estudio de las existencias y previsiones respecto al módulo de vehículos que se ha considerado dotar a cada unidad. En este sentido, la supervisión de altas y bajas es continua y permanente.

José Francisco Arnedo Garrigós 3

¿De qué forma se gestiona el consumo y repostajes de carburante?

El suministro de carburante en la Agrupación de Tráfico se realiza mediante concurso público. En la actualidad la ATGC puede repostar en cualquier estación de servicio de la empresa licitadora adjudicataria mediante el uso de tarjetas de banda magnética.

¿Han realizado pruebas piloto o se ha planteado la ATGC la incorporación de vehículos híbridos, eléctricos o gas?

La Agrupación no debe ser ajena al desarrollo de nuevos vehículos, observando de cerca la evolución tecnológica del mercado automovilístico y su posible aplicación en los vehículos que componen su flota, con tecnologías menos contaminantes, por lo que efectivamente ya ha probado varios modelos de los mencionados. Existe una relevante sensibilidad con las innovaciones y su aplicación directa en Agrupación de Tráfico. Hasta la fecha no se ha encontrado un vehículo de estas características que sea idóneo para la prestación de un servicio de ocho horas con un recorrido efectuado de 250/300 kilómetros de media que satisfaga las necesidades de esta Agrupación. Cuando esto suceda, este vehículo entraría a formar parte de nuestra flota.

¿Con qué equipamiento específico cuentan los 4X4 del parque móvil?

Este tipo de vehículos deben contar con tracción 4x4 y reductora, con colores uniformados, una potencia mínima de 180 CV, 6 airbags y carrocería de 4/5 puertas. Además, están equipados con puente policial, sistemas de trasmisiones, material de señalización y todo el resto de material necesario para la prestación del servicio propio de la especialidad de tráfico.

José Francisco Arnedo Garrigós 4

¿Existen problemas específicos en la gestión y uso de los todoterrenos?

No existen averías relevantes, salvo casos muy puntuales. De hecho, dentro de los diversos tipos de vehículos que componen nuestra flota, son los todoterrenos los que son dados de baja con un mayor número de kilómetros recorridos.

Una regla de oro para una buena gestión de la flota.

Es importante contar con una flota adecuada las necesidades presentes así como una previsión de necesidades futuras, mantenimiento apropiado de la misma y eficiencia en su gestión.