Entrevista Luc Soriau Director General de Arval España 1

"El objetivo es que la empresa nos perciba como un auténtico socio involucrado en su operativa diaria"

Recién llegado a España como nuevo máximo responsable de Arval, Luc Soriau tiene importantes retos por delante. Tras introducir con éxito la compañía en el mercado turco, Soriau debe culminar la integración de GE Fleet Services en España, consolidar la presencia del renting entre autónomos y pymes, y afrontar los nuevos patrones de movilidad empresarial que se avecinan.

 

¿Cuáles son los principales objetivos que ha marcado para Arval desde su nombramiento como máximo responsable en España?

Como asumo el cargo en pleno proceso de integración en España, tras la adquisición por parte del Grupo Arval de la actividad de GE Fleet Services en Europa, el objetivo más inmediato es consolidar esta integración. De hecho, España es uno de los mercados que pilota este movimiento y será uno de los  primeros en los que estará terminado el proceso antes de final de año.

Además, mis objetivos estratégicos están centrados en tres frentes. Por un lado, que Arval siga ganando cuota en el segmento de las pymes; por otro lado, que nos sigamos diferenciando con nuevos servicios para nuestros clientes, donde estamos tomando la delantera asumiendo funciones que, hasta la fecha, las compañías de renting no asumían, como son las gestiones diarias con el conductor; y por último, en seguir trabajando con nuestro compromiso con la Seguridad Vial y en la seguridad de los conductores.

Traduciéndolo a cifras, las previsiones para 2016 son cerrar el año con una flota de 85.000 unidades, lo que significa un crecimiento del 6% aproximadamente. Concretamente, sumaremos unas 5.000 unidades más respecto a la flota con la que cerramos el año pasado.

Con la absorción de la división de flotas de GE Capital y la firma de diferentes joint ventures por todo el mundo, ¿qué posición ocupa Arval a nivel mundial en flota viva y gestionada?

Los movimientos de mercado que comenzamos el año pasado, nos han convertido en un claro referente internacional. La compra del negocio de flotas de GE nos consolida como uno de los primeros operadores de renting en Europa; estamos hablando de una operación que incluye más de 160.000 vehículos en 12 países. Paralelamente, como este acuerdo forma parte de una operación global por la que nuestro socio estratégico en Norteamérica (Element), culmina también la compra de GE Capital en Estados Unidos, México, Australia y Nueva Zelanda, no sólo hemos fortalecido la alianza global de Arval y Element Financial Corporation, sino que nos hemos convertido en líderes mundiales con más de tres millones de vehículos en 47 países.

Por otro lado, también hemos avanzado posiciones en Sudamérica, a través de una joint venture con Relsa, que nos convierte en uno de los principales operadores de movilidad en Chile, Perú y Brasil, con una flota gestionada de más de 30.000 coches.

Entrevista Luc Soriau Director General de Arval España 2

Hace unos años que Arval ha centrado muchos de sus esfuerzos en promover el renting entre pymes y autónomos, ¿ha aumentado la penetración del renting en este segmento de mercado?¿qué porcentaje ocupan dentro de su cartera de clientes?

La penetración de renting en la pyme sí que ha aumentado, máxime si tenemos en cuenta que, según datos de la Asociación Española de Renting (AER), el año pasado, el 50% del crecimiento de la flota del sector vino de este segmento. Si nos centramos en nuestra cartera de clientes, representan ya el 40%, lo que nos sitúa en una clara posición de referencia.

¿Y qué nuevos servicios o novedades podemos esperar de Arval en los próximos meses para grandes empresas?

Recientemente hemos lanzado Arval Outsourcing Services (AOS), con el que damos una vuelta de tuerca al concepto de renting tradicional. Curiosamente, aunque España es el país europeo donde las empresas hacen un mayor uso del outsourcing de servicios asociados al vehículo en lo relativo a reparación y mantenimiento, lo cierto es que pocas tienen totalmente externalizada la gestión de la flota, incluyendo aspectos como el trato diario con los conductores. Realmente, esta externalización parcial de la flota es una carga de trabajo innecesaria para la empresa porque destina tiempo y recursos a unas funciones que no corresponden a su verdadero negocio.

El tiempo empleado en la gestión del pedido por parte de los conductores para elegir el modelo de coche o colgado al teléfono para tratar de solucionar dudas o necesidades de los conductores suponen desviar la atención de su negocio principal, cuando pueden dejarse en manos de un especialista. Por eso, hemos puesto en marcha este servicio de externalización total. Con él, lo que estamos haciendo ya es encargarnos de la gestión táctica y operativa, dejando en manos de la empresa la gestión estratégica; esto es algo que normalmente no asume la empresa de renting. El objetivo es que la empresa nos perciba como un auténtico socio involucrado en su operativa diaria.

La gestión de flotas y los patrones de movilidad corporativa están cambiando de forma muy rápida en estos últimos años, ¿cuáles son en su opinión los retos que deberán afrontar a medio y largo plazo las compañías de renting?

Las compañías de renting son las que están contribuyendo al cambio de ese modelo de gestión de flota, después de que la adopción de las nuevas tecnologías nos permitieran pasar de una gestión básicamente reactiva a un modelo proactivo, donde nos anticipamos a las necesidades de la empresa. Por tanto, el reto ahora es mostrar de forma masiva a las empresas las ventajas de las nuevas fórmulas. Asesorar a las empresas en el uso de la telemática o el carsharing permitirá hacer de la famosa movilidad sostenible una realidad.

Todo indica que el uso del car-sharing corporativo está aumentando en las empresas, ¿han notado realmente un incremento de la demanda de este servicio?

Sin duda se trata de fórmulas con cada vez mayor aceptación. De hecho, según los datos del Informe del Vehículo de Empresa (CVO), que manejamos, más de una cuarta parte de las empresas se plantea adoptar este tipo de movilidad en el corto plazo. Sin duda, iniciativas como Car2Go están contribuyendo a popularizarla, sirviendo además para poner en valor vehículos de tecnologías alternativas como la eléctrica.

Las restricciones de tráfico en grandes ciudades son ya una realidad, ¿provocará este hecho la consolidación definitiva de vehículos enchufables y de la movilidad alternativa en los parques móviles corporativos?

La consolidación definitiva todavía está por llegar y depende de la superación de las barreras que todavía todos tenemos en mente (duración excesiva del tiempo de recarga, pocas infraestructuras de recarga, etc.) Aunque es cierto que están creciendo progresivamente, actualmente tienen todavía un peso residual en las flotas. Realmente, son los vehículos eficientes o de bajo consumo -por debajo de los 120 gramos de CO2- los que están impulsando el mercado general y de flotas.

¿Cómo ha modificado la crisis, tanto a nivel europeo como nacional, las demandas y necesidades de los gestores de flotas?

Esta etapa ha elevado el nivel de exigencia de las empresas hacia sus operadores de renting. Si algo hemos aprendido, es que las compañías de renting tienen que acompañar mucho a sus clientes en su ritmo de decisiones, entender muy bien cuáles son sus necesidades e intentar anticiparse a ellas.

En Arval somos especialmente escrupulosos en ayudar a nuestras clientes a buscar dónde están sus ahorros y ayudarles a establecer políticas de vehículos dentro de su entorno, alertar sobre el estado de sus coches o servicios que les ayuden a detectar un mejor uso de sus coches, a través de soluciones telemáticas.