La Policía Municipal de Madrid adquiere en propiedad 129 vehículos

El pasado 30 de diciembre el Ayuntamiento de Madrid presentó 129 nuevos vehículos que pasan a formar parte de la flota de la Policía Municipal de la capital de España.

Todos los modelos adquiridos son de la marca Renault (75 Scenic -30 con mampara y 45 sin mampara-, 15 Koleos, 30 Traffic y 8 Kangoo), excepto un pick-up Toyota que irá destinado a  la Unidad de Medio Ambiente.

La inversión realizada ha rozado los 4 millones de Euros, lo que permite al consistorio madrileño adquirir en propiedad estos vehículos, anulando así un contrato de arrendamiento y renovación de 132 unidades en renting que entraba en vigor el pasado 16 de septiembre.

El actual equipo de gobierno, encabezado por Manuela Carmena, decidió no renovar el renting y adquirir nuevos vehículos en propiedad, para lo que se acudió a la central de compras del Estado. Según Javier Barbero, delegado del Área de Salud, Seguridad y Emergencias del ayuntamiento de Madrid, esta medida “ha supuesto un considerable ahorro para las arcas municipales, ya que un nuevo contrato de renting hubiera supuesto un gasto de 7.982.446,9 euros.”

La principal novedad de los nuevos vehículos es el color, donde predomina el blanco con el objetivo de mejorar su visibilidad y buscar la cercanía con el ciudadano, algo que esta corporación considera que no se conseguía con el azul oscuro.

Además, este nuevo diseño sigue las recomendaciones marcadas tanto por la normativa europea como por la Comunidad Autónoma de Madrid.

Actualmente el parque móvil de la Policía Municipal de Madrid cuenta con un total de 1033 unidades, de las cuales 514 son de dos ruedas (49,7%) y 519 de cuatro ruedas (50,3%). Los vehículos en propiedad ascienden a 673 (65,2%) mientras que los de renting alcanzan la cifra de 360, un 34´8% del parque móvil. De estos últimos, dos tienen contrato en vigor hasta marzo de 2016 y 358 hasta abril de 2018.