Test drive masivo de vehículos eléctricos de Calidad Pascual

Calidad Pascual, de la mano de Endesa, ha puesto en marcha en Mallorca un proyecto piloto demostrativo de movilidad eléctrica de su flota comercial, con el objetivo de electrificar el total de su flota en España.

Con esta iniciativa "se quiere testear si la movilidad eléctrica a día de hoy es una opción real que garantice la movilidad comercial a las compañías, y en especial, a Calidad Pascual que recorre más de 15 millones de kilómetros anuales en la visita de 150.000 puntos de venta. Queremos hacer un demostrativo que sirva como punto de inflexión en nuestro país a la hora de la toma de decisiones por parte de las empresas", asegura José Carlos Espeso, coordinador de Movilidad Sostenible de Calidad Pascual.

El test durará 4 semanas y se iniciará el 16 de octubre en Mallorca donde Endesa tiene desplegada una red de 6 puntos de carga rápida situados estratégicamente a lo largo de la isla. Endesa, además, instalará en la delegación comercial de Calidad Pascual en Mallorca puntos de carga semi-rápida.

La iniciativa también cuenta con el apoyo de AEDIVE, la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico, y la participación de BMW, Hyundai, KIA, Mercedes, Nissan, Peugeot, Renault y Volkswagen; que también han querido unirse a la iniciativa y cederán 7 modelos 100% eléctricos y 1 vehículo eléctrico hibrido-enchufable, que serán utilizados por los comerciales de Pascual para visitar a sus clientes de Palma de Mallorca. Además, durante la prueba se desarrollará un estudio con las aportaciones de los usuarios para definir si el vehículo y su recarga han cubierto sus necesidades de autonomía, seguridad y eficiencia, entre otras cosas.

Tal y como ha explicado José Carlos Espeso, "la intención es extrapolar al resto de España el piloto, con las correcciones que tengamos que hacer a nivel peninsular, contando con infraestructuras de recarga en todos los centros de trabajo de Calidad Pascual, haciendo uso de los puntos de recarga que existan en las principales ciudades españolas, los puntos de carga rápida de colaboradores como es el caso de Endesa y las infraestructuras que el fabricante de vehículos cuente entre sus concesionarios".